Bebido y a 219 km/hora en la A-11 a la altura de Coreses

La Guardia Civil de Zamora ha interceptado un vehículo que circulaba por la autovía A-11 a una velocidad de 219 kilómetros por horas, en un tramo limitado a 120, y cuyo conductor se encontraba bajo los efectos del alcohol.

Los hechos ocurrieron este viernes cuando una patrulla de la Guardia Civil que realizaba un control preventivo de velocidad, en la Autovía A-11, en el término municipal de Coreses, localizó  un turismo que circulaba  a una velocidad de 219 kilómetros por hora, cuando el máximo en esta vía era de 120. La Guardia Civil interceptó el vehículo e identificó a su conductor, un varón de 36 años de edad, de nacionalidad española y vecino de Zamora.

 

Asimismo al conductor se le imputó otro delito por conducción de vehículo a motor bajo los efectos de bebidas alcohólicas, ya que tras realizarle la prueba de alcoholemia arrojó una tasa de alcohol en aire espirado de 0,89 (primera prueba) y 0,91 miligramos por litro (mg/l) (segunda prueba), cuando el máximo legal permitido es de 0,25 mlg/l. Las diligencias instruidas fueron remitidas al Juzgado de Guardia de Instrucción de guardia (Zamora).