Belén Esteban se separa de su marido... por obligación

Belén Esteban (Foto: E. P.)

Una distancia obligada por la crisis del coronavirus al ser ella una persona de riesgo por su condición de diabética.

Belén Esteban se encuentra confinada en su chalet de Paracuellos del Jarama desde que el Gobierno de España decretó el Estado de Alarma. La colaboradora de Sálvame es paciente de riesgo ante una posible infección de coronavirus COVID-19, por lo que ella es una de las que se ha quedado en casa y no acude al plató de su programa.

 

Aún así, la 'princesa del pueblo' conecta en directo con Sálvame de forma regular para mostrar los secretos de algunas de sus recetas. A su tortilla de patata se ha sumado ahora sus huevos rellenos. Una conexión en la que Belén ha confesado que el COVID-19 le ha separado de su marido, pues ambos han decidido pasar este aislamiento por separado para minimizar riesgos.

 

"Un beso muy fuerte a mi marido, que me casaría con él mil veces más, y a todos sus compañeros de Paracuellos, a la guardia civil y a la policía", comenzaba su intervención Esteban. Al ser su marido Miguel conductor de ambulancias y tratar con pacientes con coronavirus, el matrimonio ha tomado la decisión de que él se marche estos días a su piso de soltero: "Gracias a Dios, él tiene su piso y se tuvo que ir hace doce días".

 

"Como están con enfermos, le daba miedo", confesaba Belén Esteban. Y es que su diabetes la hace ser un paciente de alto riesgo en caso de contraer coronavirus. Un amor en la distancia que solo 'incumplen' cuando él va a llevarle cosas que necesita: "Yo me quedo en el porche y él en la puerta, nos vemos así, a distancia".