Bernardo Montoya tendió una trampa a Laura Luelmo: "Me preguntó por un supermercado y la mandé a una calle sin salida"

El autor confeso del asesinato de la joven zamorana: "Me preguntó por un supermercado y la mandé a una calle sin salida", con la intención de secuestrarla y violarla. 

Según un extracto de la declaración adelantada por el programa de televisión Espejo Público, el detenido declaró anoche que la joven le preguntó por algún supermercado cercano y este le habría dado una dirección falsa, hacía una calle sin salida, para tenderle una trampa.

 

"Ella me dijo: 'Hola vecino, oye sabrías de algún supermercado por aquí? Es que soy nueva'", relata.

 

"Yo le respondí: 'Claro mujer', y le di una dirección. La engañé porque la mandé a un callejón sin salida donde no había supermercado ni nada". recoge el programa de Antena 3. 

 

La autopsia preliminar realizada en el Instituto de Medicina Legal de Huelva fijó anoche que Laura Luelmo falleció de un fuerte golpe en la frente entre el 14 y el 15 de diciembre, es decir, al menos dos días después de su secuestro. Los investigadores trabajan con la hipótesis de que la joven fue retenida ilegalmente. Según la declaración adelantada en Espejo Público, el asesino habría señalado que trasladó a la joven al lugar de jaras donde fue encontrada el mismo día, y según su versión, que se encontraba inconsciente pero viva. 

 

Noticias relacionadas