Cacerolada abulense contra la gestión sanitaria del Gobierno

Los abulenses muestran su disconformidad por las medidas adoptadas por Sanidad que deja a Ávila todavía en fase 0

La Plaza de Santa Teresa de la capital fue en la jornada de este domingo el epicentro de las protestas de un numeroso grupo de abulenses que a golpe de cacerola se manifestaron en contra de la gestión sanitaria que está haciendo el Gobierno de España de la crisis del Covid-19.

 

Puntuales a las 20:00 horas y en pleno centro de la ciudad, muchos de ellos han cambiado el aplauso a los sanitarios por los reproches al ejecutivo nacional, en buena medida porque la capital abulense no ha accedido finalmente a la fase 1 de desescalada. Esto quiere decir que muchos negocios este lunes, en mayor medida hosteleros, no han podido subir la persiana, y están viendo cómo sus establecimientos peligran ante la falta de ingresos desde que se inició el estado de alarma en todo el país a mediados de marzo.

 

Las protestas originadas en los últimos días en el barrio madrileño de Salamanca han tenido su calado por el resto del país a tenor de las imágenes y Ávila no ha sido una excepción. Matrimonios, jóvenes y también mayores han mostrado su disconformidad ante lo que consideran un agravio respecto al otro 70% restante de la población española pertenecientes a otras comunidades autónomas que sí han pasado a la fase 1.

 

La permanencia en la fase 0 hace que todavía estén prohibidas las visitas y reuniones de personas, aunque el ejecutivo ha abierto la mano y los negocios minoristas locales podrán abrir sin cita previa desde este lunes.