Cyl dots mini

Caja Rural de Zamora cierra un 2017 de récord con más de 3.120 millones de euros de cifra de negocio

Balance Caja Rural

La entidad aumenta un 10% su cifra de negocio y dispara por encima de los 500 millones su aportación a la economía provincial.

Caja Rural de Zamora ha presentado este viernes el balance y cuenta de resultados de 2017 con la satisfacción como sensación general. La entidad ha superado los 3.121 millones de euros de cifra de negocio a base de su modelo "tranquilo y solvente" que se consolida en Zamora y que ha crecido gracias a su expansión hacia territorios limítrofes en los que se ha ido instalando con el modelo de banca local y de cercanía.

 

El director general, Cipriano García Rodríguez, ha calificado el año 2017 como un ejercicio de gran satisfacción personal y como responsable de la caja, la "entidad predominante en Zamora" con el modelo de banca de cercanía "que hemos sido capaces de acreditar que funciona, se fortalece y se expande" con nuevas oficinas urbanas en León y Valladolid, donde hace años que lleva introduciéndose la entidad. "Aunque hemos hecho más inversión en Zamora, lógicamente en los mercados francos, en los que tenemos más posibilidad, vamos siendo más significativos", asegura sobre sus planes futuros. 

 

García asegura que "seguimos ganándonos la fidelidad de nuestros clientes" y que eso genera más fortaleza y mejores resultados para la entidad, "y cuando mejores resultados tengamos más podremos aportar". El director general ha destacado la implicación de la plantilla de Caja Rural de Zamora y asegura que los resultados son consecuencia de la aportación a la sociedad zamorana. "Los resultados dicen que Zamora no va peor, otra cosa es la velocidad de crucero. Seguiremos aportando lo que sea razonable, pero tiene que haber coherencia y una unidad de criterio", ha dicho.

 

En cuanto a los datos fundamentales de 2017, resalta el aumento de la cifra de negocio en un 10% hasta los 3.121 millones de euros, un incremento más fuerte que en 2016 (fue del 8,6%) y con lo que supera la barrera de los tres mil millones de euros. Buena parte se ha hecho a base de crédito nuevo, con 529 millones de euros aportados a la economía provincial, un 31,4% más operaciones de préstamo.

 

Caja Rural es la entidad con mayor cuota de mercado en Zamora desde hace años, pero sigue en aumento con un 2% más en la provincia. En cuanto a los depósitos bancarios, el 24,7% del dinero de los zamoranos está en las cuentas de esta entidad. Además, con la entidad se firmaron el 45,5% de los saldos hipotecarios de la provincia. "Esto acredita que somos la entidad con más implicación en el entorno y la que más contribuye al desarrollo de nuestra provincia", ha asegurado García.

 

En cuanto a la inversión y los recursos gestionados, la inversión crediticia productiva ha supuesto un aumento del 11,2%, con un 9,8% más recursos gestionados. Todo ello con una gran solvencia demostrado en los 184 millones de euros de recursos propios. La solvencia supera el 15%, muy por encima del mínimo que pide el Banco de España (8%). Y la tasa de mora es de sólo el 6,4%, además de seguir sin exponerse en exceso a los activos inmobiliarios.

 

La caja tiene 138.000 clientes y más de 47.000 socios. El beneficio después de impuestos es de 16,5 milones de euros, un 53,6% más que el año anterior, que se explica por la ampliación de la cifra de negocio y de una menor dotación de los activos dudosos, ya que los ingresos por el negocio del préstamos siguen afectados por los escasos intereses, que rondan el '0'. En la Caja Rural se domicilian el 50% de las cerca de 10.000 solicitudes de pago de la PAC.

 

"La crisis va mejorando, pero no todo el mundo ha resuelto sus situaciones. Esperemos que los puestos de trabajo vayan aumentando, serán de mejor o menor calidad, la mejora de las empresas contribuye a pensar que esto va mejorando y a consecuencia habrá más puestos de trabajo. Y lógicamente la calidad del empleo y los salarios debe mejorar", ha dicho García.