'Campus Inclusivo' de la USAL: Integración en clase de jóvenes con varias discapacidades

Campus Inclusivo Universidad de Salamanca (Foto: T. Navarro)
Ver album

El objetivo de este programa es reducir el abandono escolar temprano de los estudiantes con discapacidad ofreciéndoles la posibilidad de vivir y conocer la experiencia universitaria.

Las universidades de Salamanca, Burgos, León y Valladolid abren sus puertas desde este sábado, 6 de julio, hasta el próximo 14 de julio a los 'Campus Inclusivos, Campus sin Límites' de Fundación ONCE, Fundación Repsol y el Ministerio de Educación y Formación Profesional. Hay un 1% de jóvenes aceptados por discapacidades en la Universidad. 

 

En esta octava edición participan un total de 15 universidades de siete comunidades autónomas (Murcia, Castilla y León, Madrid, Aragón, Andalucía, Extremadura y Navarra), señalan desde la Fundación.

 

 

El objetivo de este programa es reducir el abandono escolar temprano de los estudiantes con discapacidad ofreciéndoles la posibilidad de vivir y conocer la experiencia universitaria de primera mano en estancias en diferentes campus universitarios de hasta diez días. "Este también es un mundo para ellos, hay veces que deciden abandonar por miedo". 

 

En este tiempo disfrutan de la experiencia universitaria con actividades de divulgación académica y conocen la oferta formativa de las universidades, los servicios disponibles para los alumnos con discapacidad y la oferta cultural y de ocio. También se les ofrece orientación sobre sus mejores opciones académicas, añade la Fundación.

 

Participan jóvenes con discapacidad de cuarto de Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato o Formación Profesional. También está abierto a aquellos estudiantes que tengan necesidad de apoyo educativo o que se encuentren en riesgo de exclusión social, aunque no tengan discapacidad. Con este programa se pretende favorecer una educación inclusiva para todos y contribuir a que las universidades puedan dar respuesta a la diversidad del alumnado.

 

La iniciativa también sirve para ayudar a que las universidades participantes puedan comprobar cuál es su grado de adecuación a las necesidades de sus futuros estudiantes con discapacidad e implicarles más activamente en este proceso para conseguir universidades inclusivas.

 

Tras siete ediciones, 36 universidades españolas y más de 800 alumnos con y sin discapacidad han participado en esta iniciativa, que pretende fomentar el acceso a la universidad de alumnos con discapacidad, concluye el comunicado.