Casado gana la primera batalla de las primarias del PP y Santamaría esconde sus cartas

Pablo Casado presenta sus avales para el Congreso extraordinario del partido

Casado presenta más de 5.00 avalas a su candidatura, Cospedal entrega más de 3.000 y Soraya Sáenz de Santamaría no desvela el número.

LA INFORMACIÓN DE SU MÁSTER "NO ES CASUALIDAD"

 

Preguntado por el lastre que pueda suponer para su campaña la investigación judicial sobre sus estudios universitarios, Casado ha asegurado que "se está sacando" para perjudicarle. "Las casualidades en la vida no existen y hay que hacer una reflexión, si queremos mirar al futuro del PP y de España, si empezamos a poner palos en la rueda y a jugar sucio. Hoy hablamos de ilusión, de juego limpio y de mirar hacia delante sin ningún tipo de juego sucio", ha reclamado.

El candidato a la presidencia del PP Pablo Casado ha ganado la primera batalla por la sucesión, una guerra psicológica en la que una de las contendientes, Soraya Sáenz de Santamaría, ha preferido no mostrar sus cartas. Casado ha entregado más de 5.000 avales en la sede nacional del partido en Madrid que respaldan su propuesta para suceder a Mariano Rajoy y que según ha dicho, proceden de toda España y tanto de las bases como de los mandos intermedios de la formación.

 

Casado ha acudido a la sede del PP para entregar varias cajas con las firmas de las personas que le avalan, unas 5.000, ha dicho, aunque los estatutos del partido sólo exijan 100. Lo ha hecho además acompañado por una docena de personas, entre ellas el vicesecretario de Política Sectorial vasco del PP, Javier Maroto, la portavoz del PP de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, el diputado madrileño José Ignacio Echániz, el diputado murciano Teodoro García Egea y el senador por Castilla y León Ignacio Cosidó, ex director de la Policía.

 

Casado ha defendido su candidatura como la "única que garantiza que el PP no se rompa", en alusión a la supuesta división que provocan las de Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal, y ha asegurado que esa unidad es lo que necesita este partido para volver a ganar elecciones, empezando por las europeas, municipales y autonómicas del año que viene, ha dicho.

 

La exvicepresidenta del Gobierno y candidata a presidir el PP, Soraya Sáenz de Santamaría, ha ofrecido este miércoles al resto de aspirantes negociación e integración en su candidatura "antes, durante y después" del cónclave de los 'populares' que se celebrará los días 20 y 21 de julio en Madrid. Así se ha pronunciado Sáenz de Santamaría en declaraciones a los medios a las puertas de la sede del PP en Madrid tras entregar los avales que son necesarios para poder aspirar a presidir el partido, una cifra que no ha querido precisar. "Solo dije a mi equipo, 'cuando tengamos más de 100, estoy tranquila", ha apostillado. 

 

La todavía secretaria general del PP y candidata a presidir el PP, María Dolores de Cospedal, ha presentado su candidatura para liderar el partido con más de 3.200 avales y acompañada de militantes y afiliados de la formación de diferentes lugares de España. "He presentado mi candidatura para sumar", ha proclamado.

 

Cospedal -la última aspirante en entregar sus apoyos en Génova cerca de las 14.00 horas- ha explicado ante los periodistas que quería hacer entrega de esas firmas acompañada de militantes. "Quiero representar que ésta es la candidatura de los militantes, de los afiliados, de todo el partido, de toda España, de los hombres y mujeres que están todos los días en los pueblos, en las juntas locales..", ha manifestado.