Casado: "Hace mucho que no abrazo a mi madre de 90 años y me muero por hacerlo, pero me moriría si le pasa algo"

Verónica Casado, consejera de Sanidad, en su rueda de prensa diaria.

"Viendo las imágenes de algunas personas, con mesas hasta 10 personas, hay que recordar que hay que mantener distancias y usar las mascarillas", dice.

La consejera de Saidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado, ha vuelto a hacer gala de su estilo humano y sensato a la hora de pedir precaución con las salidas a terrazas o a ver a familiares, en las que se aprecia excesiva relajación de las medidas de higiene, distancia y precaución.

 

Casado ha reconocido que se puede hacer extraño verse con los familiares y no darse un abrazo, pero cree que merece la pena. "Hace mucho tiempo que no abrazo a mi madre de 90 años y me muero por hacerlo, pero también me moriría si a ella le pasa algo", ha dicho de manera muy gráfica.

 

"Viendo las imágenes de algunas personas, con mesas hasta 10 personas, hay que recordar que hay que mantener distancias y usar las mascarillas", la lamentado Casado, y es que se ven muchas imágenes de excesiva cercanía, falta de mascarillas o reuniones demasiado numerosas. "Siguen estando en pie todas las medidas de higiene", ha recordado y ha dicho que "quiero apelar a la responsabilidad de cada uno" y "si no vamos a garantizar que no vamos a estar a dos metros, hay que ponerse la mascarilla" porque "el virus sigue circulando" y hay rebrotres por todos los sitios.