Castilla y León capta 250 millones de euros en la primera emisión de deuda "de su historia" que realiza a 20 años

La Junta ha captado 250 millones de euros en la que es la primera emisión de deuda pública a 20 años que realiza en su historia, un "amplio plazo" de reembolso que evidencia "la imagen positiva y el clima de confianza" que genera Castilla y León entre los inversores.

El Gobierno autonómico, a través de la Dirección General del Tesoro y de Política Financiera de la Consejería de Economía y Hacienda, ha optado por volver a buscar financiación en los mercados de capitales, aprovechando el "buen tono" observado al inicio del presente ejercicio.

El resultado ha sido "muy satisfactorio", puesto que la Comunidad ha concitado de nuevo el interés de los inversores por importe de 250 millones de euros. Se trata de la primera emisión de deuda pública a 20 años que formaliza Castilla y León en su historia, y es también la primera operación a un plazo similar que realiza una autonomía en 2019.

Este amplio vencimiento, explica el Ejecutivo, es un "claro indicador" de la "alta confianza" en términos de solvencia que ofrece la Comunidad a los inversores.

Un valor que adquiere más relevancia, ahonda el Gobierno regional, si se tiene en cuenta que la Junta ha permanecido aproximadamente el último año y medio cubriendo sus necesidades de endeudamiento a través de la adhesión a Facilidad Financiera.

El crédito obtenido en los mercados de capitales se instrumenta a través de la suscripción de 250.000 títulos valores, que han sido adquiridos en su práctica totalidad por inversores extranjeros, mayoritariamente por compañías aseguradoras y fondos de pensiones alemanes, que devengarán un cupón anual del 2,3 por ciento.

BAJOS TIPOS DE INTERÉS

La Junta ha decidido llevar a cabo esta operación tras valorar los niveles "históricamente bajos" de los tipos de interés a largo plazo, lo que posibilita alargar la vida media de la cartera de deuda a costes asumibles, detalla.

Asimismo, ha tenido en cuenta la fuerte demanda actual de bonos autonómicos, lo que permitirá ampliar la base inversora y reequilibrar la composición de la cartera de deuda de la Administración General de la Comunidad, actualmente sesgada hacia préstamos. Esta modalidad aún satisface el 70,6 por ciento del endeudamiento total, tras la emisión realizada ahora.

Con esta operación en los mercados de capitales, Castilla y León cubre en torno al 20 por ciento del volumen total del endeudamiento autorizado para el año 2019, fijado inicialmente en 1.127,6 millones de euros, continúa el comunicado.

NUEVAS EMISIONES

La Consejería de Economía y Hacienda está estudiando, dada la demanda insatisfecha detectada en esta vuelta a los mercados, la apertura de nuevas referencias de deuda, aunque con vencimientos más cortos, en el entorno de 10 o 15 años.

Además, para completar las necesidades previstas para este ejercicio, también se contempla la formalización de préstamos con los bancos, principalmente nacionales, sin descartar la posibilidad de acceder a créditos de instituciones financieras multilaterales, como el Banco de Desarrollo del Consejo de Europa o el Banco Europeo de Inversiones, concluye el comunicado.