Castilla y León da un paso más y decreta el cierre total de los centros educativos

Lucas ha aclarado que esta decisión se ha adoptado una vez comprobado que la actividad docente no presencial funciona en la semana en que la actividad presencial ha estado suspendida.

La consejera de Educación, Rocío Lucas, ha explicado que gracias al trabajo previo hecho para organizar un sistema no presencial para seguir la clases se podrá suspender de manera total la actividad en centros, una vez se suspendieron las clases hace una semana.

 

Según Lucas, todas las decisiones que se están tomando lo son para compatibilizar la lucha contra el virus y el derecho a la educación, "y ha funcionado". Lucas ha aclarado que esta decisión se ha adoptado una vez comprobado que la actividad docente no presencial funciona en la semana en que la actividad presencial ha estado suspendida.

 

"El sistema ha funcionado y el mérito es de los docentes que se están adaptando a pasos agigantados y lo han conseguido", ha dicho. En todo caso, en este proceso, se ha decidido cerrar todos los colegios salvo para casos concretos. La Administración educativa autonómica ha constatado que la mayoría de los centros pueden seguir prestando el servicio sin necesidad de que nadie, ni siquiera el equipo directivo, acuda físicamente a los edificios.

 

De esta forma, la consejera de Educación ha anunciado esta mañana que “los centros que puedan atender a su alumnado con la totalidad del claustro trabajando desde casa, pueden cerrar sus puertas hasta nueva orden”, salvo necesidad específica y excepcional para garantizar la actividad docente no presencial.

 

Hasta ahora, había una casuística variada según los centros y estaban acudiendo profesores y personal administrativo. Según ha señalado la consejera la decisión de la Junta se atiene a la propia petición realizada por Fernández Mañueco al Gobierno de limitar más los movimientos. En este caso se ha tenido en cuenta que muchos de estos profesionales se tienen que trasladar a sus lugares de trabajo en coche y realizando un número importante de kilómetros. 

 

Rocío Lucas ha recordado que durante esta primera semana sin actividad lectiva presencial se facilitó flexibilidad horaria en los centros y se han subsanado los "problemas técnicos" que se fueron produciendo en la plataforma online.

 

Dichos problemas se correspondieron principalmente con el acceso y la operatividad de las aulas virtuales, algo "casi inevitable" al "triplicarse" los accesos "de un día para otro", como ha señalado la consejera, quien ha añadido que se han pasado de tres a casi nueve millones de visitas semanales, concentradas además en la misma franja horaria.

 

Para solventar esta situación, Lucas ha apuntado que se han adquirido nuevos servidores y se ha aumentado la memoria de los mismos, al tiempo que se implementaron nuevas vías de acceso alternativas a través del portal de Educación y de sus perfiles en redes sociales.

 

Asimismo, ha recordado la "diversidad" de características entre los cerca de 1.900 centros educativos con que cuenta la Comunidad y ha advertido de la importancia de garantizar el acceso a la formación del alumnado con menos recursos para "evitar la brecha entre alumnos".

 

En su comparecencia, la consejera ha explicado que con carácter previo a la suspensión de las clases presenciales, su departamento "ya trabajaba" para organizar la docencia virtual, un sistema "novedoso para todos".

 

 

Noticias relacionadas