Castilla y León también dice 'no' a los peajes en autovías: no cobrará tarifa en sus vías de alta capacidad
Cyl dots mini

Castilla y León también dice 'no' a los peajes en autovías: no cobrará tarifa en sus vías de alta capacidad

La Junta se opone a los planes del Gobierno de cobrar una tarifa en las autovías ahora gratuitas como le ha ofrecido el Estado: tiene 300 kilómetros de vías de alta capacidad propias.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha manifestado “la total oposición” de la Junta de Castilla y León a la voluntad firme expresada por el Gobierno de implantar un pago por uso de las autovías. El consejero estima que se trata de “un repago”, totalmente perjudicial para la competitividad de las empresas de transporte de mercancías, de la industria, de las pequeñas y medianas empresas y de la sociedad en general. “Una medida perjudicial para el mundo rural de Castilla y León y del conjunto de España”, ha dicho. Varias comunidades se han opuesto y algunas han anunciado que no habrá peajes en las carreteras de su titularidad.

 

El consejero entiende que la medida de establecer un pago por el uso de las autovías supone un ataque frontal al medio rural de Castilla y León, contraria a la lucha contra la despoblación, ya que las autovías son imprescindibles para que puedan acceder a los servicios públicos esenciales, y supone, además, un pago injusto e insostenible para personas con pocos recursos. El Gobierno ha anunciado que a partir de 2024 habrá una tarifa por el uso de las autovías: así va a ser el peaje en autovías.

 

Pero es que, además, el Gobierno ha ofrecido a las comunidades poner tarifas a sus propias carreteras o autovías y acceder a la recaudación. Castilla y León cuenta con unos 2.200 kilómetros de vías de alta capacidad, de los cuales 300 son de titularidad de la Junta, que tiene también unos 11.000 kilómetros de carreteras convencionales.

 

El consejero de Fomento y Medio Ambiente traslada la opinión del Gobierno autonómico, que considera que se trataría de “un repago”, ya que el mantenimiento de carreteras y autovías ya se afronta con cargo a los Presupuestos Generales del Estado y, de prosperar la medida, sería repagar nuevamente el mismo servicio. Suárez-Quiñones reclama al Gobierno una mejor gestión económica para afrontar el mantenimiento de las autovías, “muy descuidadas”.

 

Además, insiste en que se trata de una “incongruencia total”, ya que el Gobierno de España acaba de eliminar el peaje de la AP-9, en Galicia, a petición del único diputado del Bloque Nacionalista Gallego, a cambio de apoyar el proyecto de Presupuestos Generales para el próximo año.

 

Y abunda Suárez-Quiñones en que la medida perjudica claramente la competitividad de las empresas de transporte de mercancías –“lo que le faltaba al transporte era un nuevo coste al difícil equilibrio económico del sector”-, de la industria, de las pequeñas y medianas empresas y de las clases medias en general. “Mientras la Junta hace gratuito el transporte por autobús en el medio rural, el Gobierno impone pagos donde no los hay”.

 

El consejero señala, una vez más, el rechazo de la Junta de Castilla y León a esta medida, que considera “injustificada, no tolerable, que ataca de forma especial a Castilla y León y en general a los intereses de España”, y pide al Gobierno central que “administre bien los presupuestos, que trabaje bien en la gestión del mantenimiento de las autovías y que no cargue a las clases medias, a las clases bajas, y a las pequeñas y medianas empresas con un coste inasumible y, desde luego, que no es tolerable”.

Noticias relacionadas