Castilla y León tendrá que permitir las gasolineras desatendidas tras las advertencias de Europa y el Gobierno

Sistema de pago integrado de la gasolinera.

Cambió la normativa en octubre de 2016 para prohibir que hubiera estaciones de servicio sin personal, en contra de los preceptos europeos de libre comercio.

La Junta de Castilla y León intentará cambiar la normativa regional con la que prohibió las gasolineras desatendidas sólo unos meses después de haberla promovido, ya que corre el riesgo de enfrentarse a multas de Comisión Europea por legislar en contra de la normativa europea. Este es el sorprendente paso que ha dado esta cuestión, en la que la administración regional decidió cambiar hace sólo unos pocos meses la ley regional de consumo para obligar a que todas las estaciones de servicio estuvieran atendidas, lo que dejaba en el aire la legalidad de muchas gasolineras 'low cost' que se habían implantado con sistemas de autoservicio.

 

Castilla y León decidió prohibirlas con un cambio en su normativa en octubre de 2016 y dio un plazo para modificar las gasolineras desatendidas, generalmente 'low cost', con amenaza de multas. Sin embargo, la decisión se tomó sin esperar a un pronunciamiento europeo que, finalmente, se ha producido: la comisión ha defendido su Tratado de Funcionamiento de la Unión, que elimina todo tipo de restricciones para la apertura de establecimientos comerciales.

 

El primero en dar la voz de alerta fue el procurador de C's, David Castaño, que en octubre advirtió sobre la posibilidad de que la Ley autonómica sobre gasolineras desatendidas pueda ser recurrida y termine en el Tribunal Constitucional. El parlamentario salmantino señaló la posibilidad de que el Estado acuse a Castilla y León de "vaciar de contenido la Ley del Sector de Hidrocarburos". Y que ante esta posiblidad el Estado ya se había dirigido a las comunidades que habían legislado en ese sentido para que no dieran pasos en esa dirección, o desandaran los dados, que es lo que va hacer ahora Castilla y León.

 

"Sabíamos que esto podía entrar en conflicto con la Directiva de Servicios, con el derecho comunitario y finalmente así ha sido", ha admitido el portavoz del PP en las Cortes para quien la aprobación de la actual ley era un tema "de justicia". Así lo ha admitido el presidente del Grupo Popular en las Cortes de Castilla y León, Raúl de la Hoz, que ha explicado que buscarán el acuerdo con el resto de los grupos parlamentarios para presentar una iniciativa parlamentaria y modificar la Ley que regula las gasolineras desatendidas para evitar sanciones por parte de Europa.