CCOO denuncia que la cárcel de Brieva tiene 10 veces más casos de Covid-19 que la población en general

Cárcel de Brieva.

El colectivo de trabajadores penitenciarios registra el mayor número de infectados después de los sanitarios

El impacto del COVID-19 en la prisión abulense es 10 veces mayor que el registrado en la población de Ávila. Según los últimos datos oficiales en Ávila se registran 1.777 casos de coronavirus en una población de 159.260 habitantes, lo que representa un índice de contagio del 1,1 % de la población, mientras que en la prisión por cada 100 habría 11 casos positivos.

 

Diecinueve trabajadores de la prisión de Brieva han dado positivo, de los cuales 8 ya están recuperados. Por ello, Comisiones Obreras aclara que el acceso a las pruebas de detección del virus mediante la técnica PCR es muy restringido. "Si no tienes síntomas de infección respiratoria aguda y trabajas en contacto directo con las internas no te hacen la prueba", señalan. Tmabién denuncian que el personal penitenciario en cuarentena se reincorpora sin que le hagan una prueba que demuestre el resultado negativo.

 

Desde hace semanas el sindicato reclama a la Consejería de Sanidad de Castilla y León que reparta test rápidos serológicos en la prisión para conocer el nivel real de penetración del virus y detectar con anticipación posibles brotes epidémicos. Las prisiones son espacios vulnerables y no tener controlado el virus puede conllevar dramáticas consecuencias, por lo que creen que en la prisión de Ávila es urgente hacer test debido al elevado número de casos positivos que registra.

 

Otra de las demandas urgentes teniendo en cuanto el elevado nivel de impacto del virus en la prisión, es que se proteja al personal penitenciario especialmente sensible a la exposición al Covid-19. "La plantilla de la prisión de Ávila está envejecida, la media de edad está en torno a los 50 años y tenemos trabajadores con patologías base consideradas por el Ministerio de Sanidad como de riesgo, que continúan trabajando expuestos a este virus que es letal entre los vulnerables, a pesar de las recomendaciones del Gobierno y Autoridades Sanitarias de quedarse en casa preferentemente hasta que se controle la epidemia", señalan desde CCOO Ávila.

 

Mientras que en el resto de la Administración General del Estado los empleados públicos especialmente vulnerables están aislados en su domicilio, Instituciones Penitenciarias "les tiene trabajando y sin una protección específica adecuada, lo que constituye además de un peligro para su vida, una grave discriminación", finalizan.