Cerca de 700 dependientes en Zamora están pendientes de valoración para recibir una ayuda

Curso de Atención socio-sanitaria

El PSOE asegura que un 22% de dependientes zamoranos está a la espera de una valoración: así lo ha reconocido la Junta. Apuntan a la descoordinación entre administraciones y exigen una resolución inmediata.

El director general de Familia de la Junta de Castilla y León, Pablo Rodríguez, reconoció en su comparecencia a instancias del PSOE en la Comisión de Familia de las Cortes de Castilla y León la existencia de un 22% de personas dependientes a la espera de una valoración en la provincia de Zamora. Eso son cerca de 700 personas que están pendientes de percibir su prestación porque no se les ha hecho la valoración de su nivel de dependencia.

 

Así lo reconoció en la pregunta planteada por el procurador del PSOE por Zamora, José Ignacio Martín Benito, quien sostuvo que "la Junta le echa la culpa a la Diputación y la Diputación a la Junta. Ambas administraciones las gobierna el PP. Conclusión: el PP le echa la culpa al PP. O el PP de Zamora le echa la culpa al PP de Valladolid y este, a su vez, al de Zamora". Por eso, lamentó, "los paganos de todo esto son, lamentablemente, los ciudadanos en situación de dependencia y sus familias".

 

En esta "disputa", recordó que la presidenta de la Diputación, Mayte Martín Pozo, reconoció el atasco  formado el pasado año en tres de los diez CEAS provinciales -Benavente, Zamora rural y Toro-, y que el asunto provocó en su momento "cierta polémica entre la institución provincial y la Junta de Castilla y León después de que el delegado territorial de la Junta, Alberto Castro, diera un toque de atención público a la Diputación y urgiera tomar medidas contra los retrasos. Por su parte, Martín Pozo replicó que, en ocasiones, la demora viene de la propia gerencia de Servicios Sociales, que impulsa tarde los expedientes a los CEAS rurales para que puedan hacer la valoración".

 

"La situación afecta especialmente a los del grado 1, que es el grupo más numeroso. Estos se incorporaron al sistema de dependencia a partir de julio y deberían haber tenido resuelta su situación en enero, lo que no ha sucedido", afirmó el procurador zamorano, quien señaló que en febrero de 2016, había 683 dependientes reconocidos en espera de prestación (en CyL 6.856). Ante estas cifras y la falta de soluciones, Martín Benito instó a la Junta de Castilla y León a "resolver inmediatamente los expedientes pendientes de resolver en la provincia de Zamora".