Circular en estado de alarma: cuándo y cómo podemos llevar pasajeros en nuestro coche

Tráfico esta mañana en la avenida de Mirat.

El Gobierno aclara que podrán ir dos personas por coche, el conductor y otra atrás, o un pasajero por fila en vehículos de hasta nueve plazas. Habrá que mantener la máxima distancia posible.

La movilidad individual, tanto en la calle como en los vehículos particulares, ha sido una de las grandes restricciones del estado de alarma. Desde que se decretó el Gobierno se ha esforzado en explicar que no se puede ir acompañado por la calle, salvo excepciones justificadas, y que tampoco se puede llevar a nadie en coche (tampoco en moto) que debe ir ocupado solo por el conductor. Al menos, así ha sido hasta ahora, cuando se ha establecido una nueva doctrina.

 

Empezó este martes, con la autorización para circular en coches de alquiler, y ahora el ministerio de Ábalos ha aclarado la cuestión de llevar o no pasajero en un vehículo particular. Se refiere, en todo caso, a turismos y furgonetas de hasta nueve plazas, dejando fuera motocicletas.

 

Según han explicado fuentes del ministerio, el Gobierno dispone que “en coches de hasta nueve plazas, incluido el conductor, y siempre que se realicen en el marco de los supuestos autorizados y en los que deba viajar más de una persona en el vehículo, se respetará que vaya como máximo una persona por cada fila de asientos, manteniéndose la mayor distancia posible entre los pasajeros”. Es decir, que como norma general podrán ir dos personas por coche, el conductor y otra atrás, en los viajes permitidos.

 

Los desplazamientos que permite el Decreto del estado de alarma son los siguientes:

  1. Los que se realicen para comprar alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad.
  2. Para asistir a centros y servicios sanitarios.
  3. Los desplazamientos para acudir al trabajo.
  4. Para retornar al lugar de residencia habitual o para asistir y cuidar a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables.
  5. Para acudir a entidades financieras y de seguros y por “causas de fuerza mayor o situación de necesidad.

 

La limitación a la circulación ha sido una de las grandes preocupaciones del estado de alarma y se han restringido desde apertura de talleres a vehículos que pueden circular en caso de cierre de carreteras y precisiones sobre movilidad en una segunda fase más dura.

Noticias relacionadas

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: