Circular en patinete por Zamora: ni por la calzada ni por la acera a la espera de lo que diga la DGT

Zamora tendrá que actualizar profundamente su ordenanza de tráfico para adaptarse a la nueva normativa que prepara la DGT sobre los patinetes.

Zamora tendrá que adaptar su actual ordenanza de tráfico a lo que dice la nueva normativa que prepara la DGT sobre los patinetes eléctricos. Así lo contempla el ente que pone las normas estatales de tráfico, ya que una vez se apruebe la nueva reglamentación, las otras administraciones con competencias en tráfico tendrán que acompasar sus normativas. Los más afectados son los ayuntamientos y sus ordenanzas.

 

En el caso de Zamora, la adaptación tendrá que venir obligatoriamente con la actualización de la ordenanza de circulación actual, que data de 2002 y que fue modificada en 2009 para incorporar capítulos dedicados a las bicicletas. En la ordenanza actual, y al margen del caso de las bicicletas, casi no hay referencias a otros modos de transporte como los patines, patinetes o monopatines. 

 

La ordenanza municipal de tráfico de Zamora, especifica cómo hay que circular en patines, monopatines o aparatos similares. "Los que utilicen monopatines, patines aparatos similares no podrán circular por la calzada, salvo que se trate de zonas, vías partes de las mismas que les estén especialmente destinadas sólo podrán circular, paso de persona, por las aceras por las calles residenciales debidamente señalizadas", dice su artículo 15.1. Es decir, que no se puede circular con ellos por la acera salvo a velocidad de peatón y tampoco por la calzada salvo en carriles o calles a muy baja velocidad.

 

En este sentido, Tráfico tiene previsto que los patinetes puedan circular por la calzada en aquellas calles limitadas a 30 y que su límite de velocidad sea de 25 km/h, pero nunca por las aceras. En primer lugar se va a actualizar una instrucción de 2016 sobre vehículos de movilidad personal, que consideran que ha quedado anticuada porque desde entonces han aparecido muchos más modelos y se dejaba completamente la regulación de su uso a los ayuntamientos.

 

En Zamora cada vez hay más calles con ese límite y en el futuro se incrementará su número, así que la posibilidad de circular por las calles con el tráfico pacificado en patinete es real, sin correr peligro y sin poner en peligro a los que van por la acera.

Noticias relacionadas