Consumo retira más de 1.000 mascarillas del mercado y abre 28 expedientes en Zamora
Cyl dots mini

Consumo retira más de 1.000 mascarillas del mercado y abre 28 expedientes en Zamora

El precio de las mascarillas baja a 0,62 céntimos

Siguen en marcha las dos campañas de vigilancia de las medidas de prevención y control, así como el control sistemático del mercado de mascarillas.

La Inspección de Consumo de Zamora está llevando a cabo un control permanente de las mascarillas que se comercializan como elemento de protección contra el COVID. En lo que va de año se han llevado a cabo 323 actuaciones y se han retirado 1.057 unidades que no se ajustaban a la normativa. En conjunto se han abierto, durante 2021, un total 28 expedientes sancionadores.

 

También, los servicios de Consumo de la Junta comprueban en Zamora el cumplimiento de las medidas del COVID en establecimientos comerciales, según informó hoy la Delegación Territorial de la Junta en la provincia.

 

Esta campaña, que sigue vigente y se ha realizado en colaboración con las asociaciones de comerciantes de la provincia, tiene por objeto la comprobación por parte de la Inspección de Consumo del grado de cumplimiento por los establecimientos comerciales minoristas del plan de medidas de prevención y control frente a la COVID-19. La Inspección de Consumo ha llevado a cabo durante 2021 visitas a 58 establecimientos comerciales de la provincia.

 

Además, se desarrollan campañas ordinarias, como la de vigilancia y control de los servicios prestados a domicilio, entendiendo como tales los destinados al mantenimiento, reparación, reforma y mejora de la vivienda, del edificio donde ésta se ubica, y de las instalaciones y zonas comunes, tanto los servicios que se realicen en el mismo domicilio del consumidor, como los que se llevan a cabo en el taller del prestador del servicio, siempre que después se incorporen e integren en la edificación.

 

Asimismo, se viene desarrollando la campaña nacional de vigilancia y control de prendas de vestir cuya composición tenga al menos alguna fibra natural, con el fin de que la comercialización de este tipo de producto se haga en el estricto cumplimiento de la normativa legal, respetándose el porcentaje de fibras.