Coronavirus: Preguntas y respuestas para afrontarlo con serenidad

El 'Diamond Princess', crucero con casos de coronavirus a bordo. Foto: EP

Origen, síntomas, tratamiento, prevención... es importante saber de qué estamos hablando cuando nos referimos al coronavirus. Tener cuidado pero no caer ni mucho menos en el alarmismo. 

¿QUÉ ES EL CORONAVIRUS?

 

Los coronavirus son una familia de virus que producen fundamentalmente infecciones respiratorias. pueden provocar infecciones leves como los catarros, pero también otras más graves, como neumonías. Gran parte de los coronavirus no son peligrosos y se pueden tratar de forma eficaz. De hecho, la mayoría de las personas contraen en algún momento de su vida un coronavirus, generalmente durante su infancia. 

 

El nombre científico del actual brote epidémico es Covid-19. A finales de diciembre de 2019 se notificaron los primeros casos de un nuevo coronavirus en la ciudad de Wuhan (China). Desde entonces el goteo de nuevos infectados por el virus SARS-CoV-2 (inicialmente llamado 2019nCoV), que provoca el Covid-19, ha sido continuo y su transmisión de persona a persona se ha acelerado. 

 

El nuevo coronavirus muestra una secuencia genética que coincide con la del SRAS en un 80%. No obstante, en un principio parece menos virulento y con una mortalidad inferior. En cambio, su transmisión ha sido muy superior y ya  ha causado varios miles de casos más que el SRAS.

 

¿CUÁL ES EL ORIGEN DEL COVID-19?

 

Los coronavirus se transmiten de forma limitada entre humanos, pero hasta la fecha se desconoce el origen de estos virus. En todo caso, se sabe que ciertos animales, como los murciélagos, actúan como reservorios. Todo parece indicar que  nuevo coronavirus, COVID-19, también conocido como coronavirus de Wuhan, tiene una procedencia animal. De hecho, los primeros casos se han relacionado con un mercado de animales vivos de la ciudad de Wuhan, en China.

 

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS?

 

Los síntomas descritos para la neumonía de Wuhan provocada por el nuevo coronavirus son:

 

  • Secreción y goteo nasal.
  • Tos.
  • Fatiga.
  • Dolor de garganta y de cabeza.
  • Fiebre.
  • Escalofríos y malestar general.
  • Dificultad para respirar (disnea)

 

Tal y como ocurre con el virus de la gripe, los síntomas más graves (y la mayor mortalidad) se registra tanto en personas mayores como en aquellos individuos con inmunodepresión o con enfermedades crónicas como diabetes, algunos tipos de cáncer o enfermedad pulmonar crónica.

 

 

¿CÓMO SE PROPAGA?

 

Hablamos de virus de transmisión aérea pero también se pueden transmitir por objetos o sustancias recientemente contaminadas, como ocurre con el virus de la gripe, y por contacto humano. 

 

¿CÓMO SE PUEDE PREVENIR?

 

Entre los consejos divulgados por las autoridades sanitarias están el uso de mascarillas, usar pañuelos para cubrirse la nariz y la boca cuando se tose o se estornuda y no hacerlo en la mano -en todo caso sobre el codo-, evitar el contacto con animales o usar protección para ello, lavarse las manos de manera frecuente, evitar mercados y aglomeraciones, además de acudir al médico tan pronto como se identifiquen los síntomas.

 

Por último, es importante evitar compartir comida ni utensilios (cubiertos, vasos, servilletas, pañuelos, ...) y otros objetos sin limpiarlos debidamente.

 

¿QUÉ HACER SI POR MIS SÍNTOMAS SOSPECHO QUE TENGO CORONAVIRUS?

 

Desde el Ministerio de Sanidad se recomienda permanecer en su residencia habitual y "evitar el contacto estrecho con otras personas, manteniendo una distancia superior a 1 metro", así como contactar telefónicamente con un servicio médico a través del 112 y y desde allí se derivará al servicio de urgencias de un hospital

 

¿HAY TRATAMIENTO PARA EL CORONAVIRUS?

 

Al tratarse de un virus, no hay tratamiento específico. Lo único que se puede hacer es tratar los síntomas de forma similar a los de una gripe. El tratamiento, bien conocido por nuestros lectores, es a base de analgésicos (para paliar el dolor) y antipiréticos (para bajar la fiebre).

 

Igualmente, los pacientes deberán guardar reposo (cuanto más, mejor) y beber mucha agua, para mantenerse bien hidratados.

 

Aunque se trabaja para desarrollarla, a día de hoy no existe ninguna vacuna frente al coronavirus.