Corrales del Vino consigue uno de los Premios Fuentes Claras por su gestión ambiental
Cyl dots mini

Corrales del Vino consigue uno de los Premios Fuentes Claras por su gestión ambiental

Ayuntamiento de Corrales del Vino.

La localidad zamorana ve reconocida su contribución la mejora del medio ambiente y de la calidad de vida de sus ciudadanos en el medio rural.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha entregado este lunes los Premios ‘Fuentes Claras para la sostenibilidad en municipios pequeños de Castilla y León’ en su decimoctava edición a los proyectos desarrollados por cuatro ayuntamientos, dos de ellos en municipios con población inferior a 1.000 habitantes, Cillán, en la provincia de Ávila, y Cuenca de Campos, en Valladolid, y otros dos para los municipios con población comprendida entre 1.000 y 5.000 habitantes, Corrales del Vino, en Zamora, y Lerma, en Burgos. Todos ellos han contribuido a la mejora del medio ambiente y de la calidad de vida de sus ciudadanos en el medio rural.

 

El primer premio en la categoría de localidades de mil a 5.000 habitantes ha sido para el proyecto ‘En Corrales el Medio Ambiente no es flor de un día’, presentado por el Ayuntamiento de Corrales del Vino (Zamora). Se trata de un proyecto integral de mejora del medio ambiente local, actuando desde distintas áreas: educación ambiental, experiencias con la naturaleza y evaluación de mejoras y necesidades. 

 

El acto ha tenido lugar en la localidad vallisoletana de San Miguel del Arroyo, municipio íntimamente ligado a la trayectoria de estos premios desde su primera convocatoria en el año 2000, donde el director general de Calidad y Sostenibilidad Ambiental, José Manuel Jiménez, ha entregado las distinciones a los proyectos presentados por los ayuntamientos de Cillán, Ávila; Cuenca de Campos, Valladolid; Corrales del Vino, Zamora y Lerma, en la provincia de Burgos.

 

Los Premios Fuentes Claras para la sostenibilidad en municipios pequeños de Castilla y León se han consolidado en la Comunidad como un referente que reconoce el esfuerzo de los municipios pequeños, asociaciones y entidades sin ánimo de lucro y empresas que trabajan en el diseño y aplicación de modelos que promueven el desarrollo sostenible de los municipios, contribuyendo a la mejora del medio ambiente y de la calidad de vida de los ciudadanos en el medio rural.