Crece la tensión entre Rusia y Ucrania: qué está pasando el mar de Azov

Vladimir Putin

El Parlamento de Ucrania aprueba la imposición de la ley marcial durante un mes en las regiones fronterizas con Rusia, que habla de aumento de tensión. 

El movimiento de Ucrania fue la respuesta al apresamiento el pasado domingo de tres buques ucranianos por parte del país ruso cuando se encontraba en el mar de Azov. Esta medida la han aplicado en diez provincias de las treinta del país y se mantendrá durante treinta días en lugar de los sesenta que se proponían al principio.

 

Por su parte, el portavoz de la Presidencia de Rusia, Dimitri Peskov, ha advertido este martes de que la imposición de la ley marcial en Ucrania podría provocar una escalada de tensión en el este del país, donde los milicianos separatistas prorrusos continúan controlando buena parte del territorio.

 

Rusia mantiene que los tres barcos se adentraron en sus aguas territoriales y que no hicieron caso de los disparos de advertencia mientras que Ucrania sostiene que no hicieron nada indebido y que los guardacostas rusos dispararon "a matar" contra las tres embarcaciones.

 

La libre navegación en el mar de Azov que comparten Rusia y Ucrania está regulada por un acuerdo bilateral. En marzo guardacostas ucranianos detuvieron y escoltaran hasta Berdiansk el pesquero ruso 'Nord' con diez tripulantes a bordo por su visita a Crimea, que Kiev considera "territorio ocupado".


En agosto, las autoridades ucranianas arrestaron otro barco ruso, el 'Mejanik Pogodin', anclado en el puerto de Jerson. Moscú ha denunciado estas acciones como "terrorismo marítimo" y ha endurecido en respuesta los controles en la zona rusa del mar de Azov.