De la cama a la mesa

La feria zamorana de la producción ecológica permite conocer todo tipo de productos, desde mantas que nos aislan de las radiaciones a vino de naranjas. Y si nos gusta la cocina, show cooking en vivo del estrellas Michelin Antonio González, de "El Rincón de Antonio".

La décima edición de Ecocultura, que se despide hoy, ha vuelto a atraer la atención de numerosos zamoranos y visitantes, que se han interesado por las novedades en producción ecológica. Una feria que va a más y que cuenta con importantes curiosidades al margen de los productos que son los más habituales de este tipo de agricultura. Y en la que destaca un buen número de expositores con frutas y verduras autóctonas, además de otros más habituales como la miel, el aceite o los vinos.

 

 

De lo primero que llama la atención, la empresa que vende mantas capaces de aislarnos de las radiaciones. Llamativo ver las demostraciones, con gente que se animó a meterse en una cama y comprobar la calidez del producto, además de sus virtudes tecnológicas. Tienen toma de tierra y evitan que nos lleguen las ondas de ordenadores, teléfonos, antenas... Recomendables para oficinas.

 

Al margen de estos productos diferentes (también hay un expositor con productos del árbol baobab), destaca la gran cantidad de expositores con frutas y verduras de producción ecológica. La mayoría son variedades locales llegadas de diversas provincias y su presencia en el pabellón hacía muy apetecible una compra parecida a la de cualquier mercado, donde cada vez más hay sitio para estas producciones más reducidas.

 

De lo más habitual, las mieles (en un expositor había una hoja de panal con abejas haciendo su trabajo), los aceites y los vinos, especialmente uno de naranja o los albariño ecológicos. Se pueden degustar quesos multipremiados, como el de Fariza.Y comprar frutos secos de un productor venido de Portugal.

 

 

Y para poner en práctica, lección de cocina en vivo de Antonio González, el cocinero del restaurante zamorano El Rincón de Antonio (una estrella Michelin) que protagoniza amenas sesiones en las que elabora con productos recogidos en la propia feria sencillas recetas en las que todo el proceso se hace sobre una cocina dispuesta para la ocasión.