De muro 'de la vergüenza' a homenaje a Baltasar Lobo

Patio del colegio Arias Gonzalo.

El patio del Arias Gonzalo, un espacio deteriorado, se ha convertido en referente artístico y educativo sobre la obra Baltasar Lobo gracias a un proyecto educativo.

Este miércoles se ha presentado el remodelado patio del colegio Arias Gonzalo con una "puesta de largo" del espacio infantil que ha evolucionado de un estado de deterioro a referente artístico y educativo con la figura de Baltasar Lobo de fondo, gracias al proyecto "Muro-Museo Okupado" promovido por la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Zamora y protagonizado por los alumnos de 2º Grado de Educación Primaria de la Escuela de Magisterio y los alumnos de Infantil y Primaria del propio colegio Arias Gonzalo.

 

Los protagonistas del acto han sido los propios alumnos con la realización de diversas actividades promovidas por el centro educativo, que han contado con la asistencia de la concejala de Cultura, Mª Eugenia Cabezas, el delegado territorial de la Junta de Castilla y León, Alberto Castro, y representantes de la comunidad educativa. El proyecto tuvo su germen en una propuesta de los padres de alumnos del colegio a la concejala de Cultura para adecentar un patio y dar visibilidad a un muro que se encontraba visiblemente deteriorado, y que finalmente se ha transformado en un proyecto didáctico creativo sobre arte contemporáneo, con la obra de Baltasar Lobo de fondo.

 

Está dirigido a los estudiantes de infantil y primaria en el ámbito de la educación formal, donde el centro escolar y el museo de Baltasar Lobo "rompen sus muros" para crear conocimiento del espacio no formal (el museo) al espacio formal (el centro escolar). Pero el proyecto va más allá y pretende, en su propio proceso, crear comunidades de aprendizaje y voluntariado en su entorno más inmediato, como la Universidad, la Escuela, el Museo y en su entorno próximo como es la propia ciudad de Zamora.

 

En este sentido la propia concejala de Cultura recordó que lo que comenzó con una pretensiones modestas, que era hacer habitable un patio de colegio, se ha convertido en un proyecto de mucha mayor dimensión que viene en primer lugar a dar a conocer a los niños un autor nuestro tan importante como es Baltasar Lobo pero también a relacionarlo con la Universidad porque es en definitiva en los colegios donde después van a trabajar los alumnos de la Escuela de Magisterio. Mª Eugenia Cabezas destacó la relevancia que ha tenido este proyecto incluso fuera de nuestras fronteras pues ayer mismo lo visitaban un grupo de alumnos franceses, que tuvieron conocimiento del proyecto a través de las redes sociales; y aseguró que se estudiará continuar con proyectos de este tipo en otros espacios o centros públicos de la ciudad.