Decenas de entrenadores piden soluciones a la Federación de Castilla y León por la incompatibilidad de sus títulos

La entrada en vigor de la Ley regional de la Actividad Físico-Deportiva deja en un limbo a muchos alumnos que han obtenido el título de entrenador a través del ente federativo y que temen que no sea homologado.

Ya hace varios años que existe una especie de guerra entre instituciones en el asunto de la validez de los títulos formativos de entrenador de fútbol, y esa batalla ha llegado a Castilla y León.



Desde hace tiempo, el Centro Nacional de Entrenadores de Fútbol (CENAFE) y la RFEF han mantenido una disputa a vueltas por el monopolio de la formación de los técnicos, con litigios judiciales de por medio. En cualquier caso, la justicia ha otorgado validez total a los títulos expedidos por las academias homologadas, pero, ¿qué sucede con los títulos federativos?

 

En Castilla y León es una pregunta que parece que nadie sabe responder ahora mismo. La reciente Ley de Actividad Físico-Deportiva entró en vigor en la región el pasado mes de marzo, y en ella se establece que solo se otorgará oficialidad a los cursos expedidos por las academias homologadas, entre las que no está la Federación de Castilla y León de Fútbol, al menos en un principio.

 

El ente federativo lleva varios años impartiendo cursos de entrenadores, divididos en los tres niveles formativos comunes en todo el mundo: 1, 2 y 3; pero la vigencia de la nueva normativa ha dejado en un limbo a decenas de alumnos, que ahora no saben si sus títulos podrán ser homologados. En el curso 2018-2019, una veintena de futuros entrenadores han cursado el nivel 1 en la sede de la FCylF en Valladolid.

 

El verdadero problema surge con la homologación de los títulos. Los alumnos de la Federación aseguran que el ente no les ha dado ningún tipo de información al respecto, ni tampoco les ha ofrecido alguna solución a mayores, tan solo el silencio. El profesorado del curso también afirma no saber nada del asunto, ya que el ente federativo aún no se ha pronunciado.

 

La formación de nuevo gobierno en la Junta de Castilla y León –órgano responsable de la homologación o no de los títulos, debido a que es quien tiene las competencias educativas en la región-, también ha podido ser causa de esta falta de datos a los agentes implicados.

 

Aun así, la FCylF ha publicitado ya la inscripción para el curso 2019-2020 del título de entrenador de fútbol, aunque solo en el nivel 1. Ese título ya está adaptado a la normativa regional en vigor.

 

Sin embargo, los ya titulados de nivel 1 y nivel 2 por el ente federativo no podrían matricularse de niveles superiores en una academia homologada ahora mismo, ya que sus títulos, al no haberse cursado acorde a la Ley de la Actividad Físico-Deportiva, no han sido homologados todavía. Los alumnos reclaman llegar a una solución y que esos títulos sean convalidados de alguna forma para poder estudiar esos niveles superiores en el curso que comienza sin mayor problema.

 

Hasta ahora, cualquier entrenador que obtuviese los títulos por la FCylF podía entrenar sin ningún tipo de restricción, pero los afectados aseguran que la Federación aún no les ha aclarado si podrán continuar con su labor con normalidad.