Defensa hace regresa a soldados españoles de Irak para reforzar el despligue por la crisis del coronavirus

Soldados españoles en misión de entrenamiento en Irak. Foto: EP

El Ministerio de Defensa ordena el regreso de parte del contingente: entre 150 y 200 de los 500 soldados españoles en Irak.

El Ministerio de Defensa ha ordenado la repatriación de una parte de los militares desplegados en Irak como consecuencia de la paralización de las actividades de adiestramiento a las fuerzas de seguridad locales debido a la crisis del coronavirus. El Departamento dirigido por Margarita Robles ha confirmado que en los próximos días regresarán a España entre 150 y 200 efectivos del contingente español en Irak, como adelantó Voz Populi. España cuenta actualmente con cerca de 550 militares desplegados allí como parte de la coalición internacional de lucha contra el terrorismo.

 

La decisión de reducir el contingente ha sido adoptada en coordinación con el resto de países que forman parte de la coalición y como consecuencia de la paralización de las actividades de entrenamiento que los militares españoles llevaban a cabo con el Ejército iraquí. El Ministerio de Defensa asegura que, una vez que la situación vuelva a la normalidad, regresarán al país las tropas españolas.

 

La labor de entrenamiento a las fuerzas iraquíes se desarrollaba sobre todo en la base 'Gran Capitán' en la localidad de Besmayah, a 45 kilómetros al sureste de Bagdag, donde están ubicados unos 350 efectivos del total del contingente español. También hay una treintena de militares españoles en el 'Diplomatic Support Center' en el aeropuerto de la capital y otros 30 en la localidad de Al Taqaddum, desde donde operan el Sistema Aéreo Remotamente Tripulado 'Scan Eagle'.

 

Por último, una unidad de helicópteros, con tres Chinook y tres Cougar, se encuentra en Taji encuadrada en una agrupación estadounidense. La forman aproximadamente unos 80 efectivos de las Fuerzas Armadas españolas que dan apoyo logístico a la coalición internacional.

 

La operación 'Inherent Resolve' está integrada por 60 países y trata de frenar el avance del grupo terrorista Daesh en Siria e Irak. Las fuerzas aliadas realizan bombardeos selectivos contra las posiciones yihadistas en el norte del país.

 

Sin embargo, las fuerzas españolas se dedican al adiestramiento del Ejército iraquí como parte de la estrategia de la coalición para ayudar al gobierno del país asiático a recuperar el territorio ocupado por los terroristas. En total, desde que las Fuerzas Armadas españolas completaron su despliegue en febrero de 2015, han sido entrenados más de 70.000 efectivos de las fuerzas de seguridad locales.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: