Denuncian que Zamora pide actualizar el censo de perros para sacar animales muertos del pago de la tasa

@PoliciaVLL

El PP denuncia fallos en el envío de recibos a los propietarios para cobrar la tasa municipal por animales que ya están muertos. El equipo de Gobierno pide dar de baja del censo.

El viceportavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Zamora, Víctor López de la Parte, ha avanzado este martes que preguntará en la Comisión de Urbanismo, Medio Ambiente y Obras del Consistorio de la capital que se celebrará por las cartas enviadas a los propietarios de perros de la ciudad en las que se les insta a que ayuden a actualizar el censo de estos animales en la capital cuando “esta responsabilidad compete únicamente al propio Ayuntamiento. Esta obligación es del Consistorio, este trabajo no se debe derivar a los vecinos de la ciudad que posean un perro. Esto demuestra la precipitación del equipo de gobierno con este asunto”.

 

El concejal de Hacienda, Diego Bernardo, ha informado este martes sobre el envío de una comunicación a todos los propietarios de perros que figuran en el Censo Canino existente actualmente con el único objetivo de que aquellos propietarios de perros que ya no tienen el animal lo den de baja antes del 31 de diciembre.

 

Bernardo especificó que no se trata de una comunicación relacionada con la nueva tasa por tenencia de perros, sino que el objetivo es poder disponer de un Ceso real al 1 de enero del próximo año, cuando entre en vigor la Ordenanza. Para tramitar la baja se deberá aportar el correspondiente certificado veterinario, que puede adquirirse en el Colegio Oficial de Veterinarios.

 

En este sentido, López de la Parte ha señalado que “las explicaciones dadas por el concejal de Recaudación tras la rueda de prensa de la Junta de Gobierno Local de esta mañana sólo son la expresión y demostración de la chapuza con la que el equipo de gobierno ha gestionado todo este asunto. Improvisaron y ahora se ve lo que ha pasado, que han sido incapaces de realizar su trabajo durante estos meses”.

 

El viceportavoz popular ha manifestado que “se está generando un problema muy serio para los propietarios de perros. Están girando recibos con perros que han muerto. Conocemos casos en los que avisan del giro del impuesto a perros que ahora tendrían 27 años y que, ahora mismo, llevarían más de 10 años muertos. ¿Cómo va a demostrar un dueño de uno de estos animales que su perro falleció hace 15 años? Seguramente, en su día guardó la documentación, pero no suele ser habitual mantener esos papeles tantos años después”.

 

Finalmente, los populares han reclamado al equipo de gobierno que “deje de amenazar a los propietarios con estas misivas remitidas puesto que, en ningún caso, puede cobrar por un perro muerto ya que no existe el objeto de tributo; con lo que ese recibo sería nulo de pleno derecho. En este caso, el afán recaudatorio de Izquierda Unida está creando una odisea de burocracia”.