Depuradoras nuevas para El Puente, Moraleja del Vino, Morales de Toro y Santa Cristina

Depuradora, EDAR

La Junta invertirá 8,5 millones en la ejecución de cuatro depuradoras de aguas residuales en la provincia de Zamora.

El Consejo de Gobierno ha conocido esta mañana el programa de inversión de 75 millones de euros para la construcción, puesta en marcha o mejora de 40 depuradoras de aguas residuales en municipios de Castilla y León para completar así, con las 13 que corresponden al Estado, la depuración en la totalidad de las 198 localidades de más de 2.000 habitantes equivalentes. Con estas obras, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente da por atendidas las exigencias comunitarias más inminentes en materia de depuración de aguas residuales urbanas.

 

En el caso de Zamora, se actuará en cuatro depuradoras en Zamora por 8,5 millones y la actuación más importante será la construcción de nuevas instalaciones en El Puente, Moraleja del Vino, Morales de Toro y Santa Cristina, en Zamora.

 

Con las obras conocidas esta mañana en Consejo de Gobierno, la Junta de Castilla y León seguirá cumpliendo con la función de ayuda a los entes locales en la ejecución de aquellas actuaciones necesarias para garantizar el cumplimiento de los objetivos de calidad de los vertidos de aguas residuales fijados por la normativa europea.

 

La realización de estas obras supone una inversión de 75 millones de euros y completará la depuración de las 198 aglomeraciones urbanas de más de 2.000 habitantes equivalentes –población residencial más la industrial y ganadera del municipio- que hay en Castilla y León, garantizada ya en más de un 97 %, cumpliendo así con las principales exigencias comunitarias de la Directiva Comunitaria 91/271/CEE sobre tratamiento de aguas residuales urbanas.

 

Las actuaciones que se llevarán a cabo están incluidas en el ‘II Plan Nacional de Calidad de las Aguas: Saneamiento y Depuración 2007-2015’ que preveía la distribución de obras entre la Administración General del Estado y la Junta de Castilla y León. Las obras de construcción, puesta en marcha o mejora de depuradoras se desarrollarán en 40 municipios de Castilla y León distribuidos en todas las provincias a excepción de Soria, donde ya está completada la depuración en las localidades de más de 2.000 habitantes equivalentes.