Descubren un templo grecorromano en pleno desierto de Egipto

Restos del templo encontrado

Arqueólogos egipcios han descubierto la parte delantera de un templo grecorromano en un paraje desértico a 500 kilómetros al oeste de El Cairo, cerca del oásis de Siwa.

La excavación ha revelado hasta el momento la base de paredes de piedra del muro exterior del templo y su entrada principal, que tiene un espesor de alrededor de un metro, que lleva hasta un patio en el frente con habitaciones a los lados.

 

Abdel Aziz Aldmyry, jefe de la misión arqueológica, dijo que durante los trabajos se excavaron muchas piedras y elementos arquitectónicos de las paredes del templo, entre ellos un umbral superior con adornos, además de partes de postes de esquina.

 

La misión también ha podido detectar muchos restos de recipientes y monedas, así como restos de estatutas que representan a una persona y a leones. Los restos están datados entre el siglo II antes de Cristo y el III de nuestra era.

 

Se espera que la parte restante del templo se descubra con la finalización de los trabajos en la temporada actual.