Desde el seguro al kilometraje o las emisiones: lo que nos van a mirar en la nueva ITV
Cyl dots mini

Desde el seguro al kilometraje o las emisiones: lo que nos van a mirar en la nueva ITV

ITV (Foto: E. P.)

Los cambios que trae el nuevo decreto de las inspecciones técnicas de vehículos que entra en vigor este día 20 de mayo.

Los vehículos que acudan a partir de este lunes a pasar la ITV se enfrentarán a una prueba que va a ser más minuciosa en algunos aspectos, con bastantes cambios para el usuario, más centrada en el control de las emisiones y en los dispositivos de seguridad, pero que de momento se aplicarán de manera progresiva. De hecho, el nuevo reglamento entra en vigor este día 20 de mayo, pero algunas de las modificaciones de la prueba no se van a implantar hasta el próximo mes de septiembre. De momento, por ejemplo, la prueba de emisiones se puede seguir haciendo con la sonda en el tubo de escape.

 

El nuevo reglamento fue aprobado en octubre de 2017 y es una trasposición de una directiva comunitaria de 2014, en la que España va a ser una de las pioneras. El principal cambio es que las estaciones de inspección de vehículos están obligadas a incorporar un sistema de diagnóstico a bordo del vehículo (OBD, por sus siglas en inglés), que permitirá entrar en las centralitas electrónicas de los vehículos, donde se podrá comprobar el funcionamiento de todos los dispositivos gobernados por el 'cerebro' de los coches modernos.

 

Con estas nuevas máquinas, las ITV podrán comprobar el funcionamiento de los sistemas ESP, ABS, airbag, sistema de identificación, kilometraje, sistemas de alumbrado o señalización, además de acceder a posibles modificaciones para reducir o aumentar las emisiones contaminantes. Una decisión que llega muy al hilo del 'dieselgate' y el escándalo de manipulación de las homologaciones de emisiones por varias marcas. En una segunda fase se deben ampliar las pruebas para poder inspeccionar el regulador activo de velocidad o, la cámara nocturna, u otros sistemas de iluminación del vehículo.

 

 

Los cambios de la nueva ITV

 

1. Se obliga por primera vez a las estaciones a disponer de herramientas de lectura de diagnóstico que se conectan con los ordenadores de a bordo de los vehículos, un primer paso hacia la inspección de los sistemas de seguridad electrónicos y la mejora del control de emisiones. 

2. Para los inspectores se exige por primera vez la titulación de Técnico Superior de Automoción, como nivel mínimo, o con una experiencia previa.

3. Libre elección de estación ITV cuando el resultado sea desfavorable o negativo. Hasta ahora era obligatorio presentarse para la nueva inspección en la misma estación. Eso sí, la nueva estación sólo podrá comprobar que se corrigen los defectos detectados, no se hace una nueva inspección.

4. Se puede pasar la ITV hasta un mes antes de la fecha prevista: no se modificará la fecha prevista para la siguiente, siempre que este adelanto no supere el mes.

5. Las estaciones de ITV deberán revisar el kilometraje de todos los vehículos y dejar constancia en el caso de que detecten una clara manipulación. 

6. Los coches de alquiler pasarán la ITV a partir de cuatro años en lugar de los dos que establece la normativa actual. 

7. Los informes con resultado "favorable con defectos leves" desaparecerán: sólo habrá informes favorables o desfavorables, sin matices.

8. A partir de ahora la ITV exigirá la presentación del seguro obligatorio en cada inspección: basta con el justificante de pago de la prima del seguro para el período en curso.

9. La antigüedad para la matriculación de vehículos históricos aumenta de 25 hasta los 30 años desde su fabricación o desde su primera matriculación.

10. Según la redacción del Real Decreto, todo parece indicar que el proceso de matriculación de un vehículo extranjero en España será más sencillo, sobre todo si proviene de otro país de la Unión Europea.