Desmantelado un punto de venta de cocaína, marihuana y psicotrópicos en un piso del centro de Zamora

Archivo

El responsable, un joven de 23 años recibía marihuana, MDMA y speed que compraba por Internet en Holanda. Cultivaba marihuana en grandes cantidades.

La Policía Nacional ha desarticulado un punto de venta de marihuana, MDMA y sulfato de anfetamina (speed) en una finca situada en la carretera de Almaraz, a las afueras de la ciudad de Zamora. Durante la operación, los agentes han detenido al presunto responsable de este laboratorio que utilizaba un piso en el centro de la capital para las ventas y la mencionada finca para el almacenamiento. Las cantidades aprehendidas, según ha informado este lunes en subdelegado del Gobierno, Ángel Blanco, "podrían considerarse de notoria importancia" de cara al enjuiciamiento.

 

La investigación, llevada a cabo por el grupo UDYCO de la Brigada Provincial de la Policía Judicial, se inició el pasado mes de septiembre cuando se detectó una finca en la carretera de Almaraz en la que se cultivaba marihuana "en cantidades importantes". Vigilancias y seguimientos permitieron averiguar la identidad del titular y constatar que el mismo disponía también de un piso en la capital, "donde se observaba trasiego de jóvenes", tal y como han apuntado desde la Policía Nacional.

 

Tras varios operativos que permitieron la intervención de sustancias estupefacientes a presuntos compradores, los investigadores constataron la recepción por parte del investigado de envíos postales procedentes del extranjero, por lo que el juez autorizó su intervención. Así, el pasado 23 de octubre se procedió a la detención de un varón de 23 años y con dos detenciones anteriores. Seguidamente se registraron las dos viviendas donde residía.

 

En la finca de la carretera de Almaraz, los agentes encontraron un laboratorio de cultivo, secado y pelado de marihuana, así como semillas, abonos y todo tipo de útiles para el cultivo. En la vivienda, el detenido "había implementado un sistema de secado de cogollos de marihuana por calor y otro de extracción de humos", según fuentes policiales.

 

Allí, se localizaron 8,89 kilos de marihuana dispuestos para la venta, así como útiles de pesado y distribución. También se descubrieron cantidades significativas de psicotrópicos, sulfato de anfetamina, MDMA, sustancias adulterantes para el corte y elementos para la venta.

 

En uno de los registros, además, se intervino una ballesta, por lo que se le sumaría un delito de tenencia ilícita de armas al delito contra la salud pública. El detenido ha sido puesto a disposición judicial y posteriormente ha entrado en prisión provisional.