Detenidas cuatro personas tras haber extorsionado a un empresario con amenazas a su familia

Agentes de la Policía Nacional y Municipal de Zamora han detenido, en una operación conjunta, a cuatro personas como presuntos autores de un delito de amenazas de muerte y extorsión hacia un empresario de la capital al que exigían 30.000 euros en concepto de servicios sexuales tras haber mantenido una relación anterior con una de las apresadas.

Según la versión ofrecida desde la Comisaría de Policía a través de un comunicado recogido por Europa Press, la investigación por estos hechos se inició a raíz de una denuncia formulada por un empresario zamorano que puso en conocimiento de los agentes las amenazas de muerte recibidas hacia él y su familiaLa primera fase de las actuaciones policiales llevó a la detención de una mujer de nacionalidad rumana, I.R.B., de 19 años, que, al parecer, mantuvo una relación con el empresario y ahora le reclamaba 30.000 euros "en concepto de servicios sexuales".

 

A partir de esta primera detención se logró la identificación del resto de los presuntos autores del delito de extorsión y que fueron detenidos el pasado martes en el momento en el que se dirigían a cobrar la cantidad requerida. Fuentes policiales han explicado que las detenciones fueron posibles tras una "rápida intervención policial" en una céntrica calle zamorana, cerca del local del empresario, donde se había establecido previamente un dispositivo de vigilancia.

 

A los detenidos en esta segunda fase de la operación, I.A.A., R.I.A.S. y R.G.S.M. de 19, 30 y 21 años de edad respectivamente,  se les acusa de un presunto delito de extorsión en el que intentaron obtener la cantidad de 30.000 euros de un empresario zamorano, a quien amenazaron con matarle a él o a su familia si no realizaba el pago en las siguientes 72 horas.

 

Además, sobre uno de ellos, R.I.A.S., constan siete detenciones por robo con violencia o intimidación, tráfico de drogas y lesiones, y sobre otro, R.G.S.M., una detención por amenazas y atentado. Los detenidos pasaron a disposición de la autoridad judicial que decretó el ingreso en prisión para uno de ellos y la libertad con cargos para los restantes.