Detenido por conducir ebrio y drogado durante 20 kilómetros en sentido contrario

El conductor tiene 52 años y fueron varios los coches que avisaron a la Ertzaintza después de esquivarlo y evitar el choque. 

Un conductor, de 52 años de edad, ha sido arrestado en Muskiz (Bizkaia) por conducir por la Supersur y la A-8 en sentido contrario durante 20 kilómetros. El individuo ha dado positivo en las pruebas de alcohol y drogas, según ha informado el Departamento vasco de Seguridad.

 

Sobre la una de esta pasada madrugada, un particular que circulaba por la Supersur, a la altura de la salida de Balmaseda, ha informado a SOS-Deiak/112 de que un coche circulaba en sentido contrario y se dirigía hacia Cantabria por la plataforma en sentido hacia San Sebastián.

 

A partir de ese momento, han sido varias más las llamadas de particulares que se habían visto sorprendidos por encontrarse de frente a un coche que circulaba de la manera descrita, primero en la Supersur y después por la autopista A-8. 

 

Según el relato de los conductores, el coche en cuestión circulaba a gran velocidad y con las luces largas. De este modo, varios de ellos se han visto obligados a esquivarlo para evitar una colisión.

 


Una patrulla de la Ertzaintza ha localizado el coche a la altura de Muskiz. Tras colocar el vehículo policial a la par del turismo, le han realizado señales luminosas mientras por megafonía le pedían que depusiera su actitud. El conductor del vehículo ha hecho no obstante caso omiso y ha seguido su camino a toda velocidad, llegando en un momento dado a apagar las luces de su coche.

 

Poco antes de llegar al límite con Cantabria, el vehículo se ha detenido repentinamente, dado que de frente venían varios vehículos en sentido hacia Bilbao. Los ertzainas han detenido su coche a la misma altura  y, tras saltar la mediana que separa ambos sentidos, han inmovilizado al conductor con ayuda de otra dotación policial que ha llegado al lugar.

 

El individuo ha sido detenido bajo la acusación de un delito contra la Seguridad Vial por conducción temeraria. En las posteriores pruebas de alcohol y drogas, el conductor ha arrojado un resultado positivo en ambas.