Detenido por robar joyas y dinero en dos casas de Aspariegos y dejarlas en un compra-venta de oro

Detenido un joven por robo de joyas y dinero en dos viviendas de la localidad de Aspariegos (Zamora). Se llevó alhajas y 1.300 euros en metálico de una casa a la que entró por un garaje mal cerrado, y previamente había robado en otra.

La Guardia Civil de Zamora ha detenido a un joven como presunto autor de dos delitos de hurto cometidos en viviendas de la localidad de Aspariegos, de donde sustrajo joyas y dinero en metálico, y ha iniciado una investigación sobre un establecimiento de compra-venta de oro. La Guardia Civil, según ha informado la Comandancia a través de una nota de prensa, tuvo conocimiento de lo sucedido el pasado 23 de febrero, tras una denuncia por un robo en una casa de Aspariegos.

 

Al parecer, el ladrón había aprovechado la ausencia de los moradores para acceder a la vivienda por la puerta del garaje que se encontraba sin cerrar con llave, y había sustraído varias joyas que estaban repartidas por diferentes estancias de la casa, además de llevarse también 1.300 euros en metálico. La Guardia Civil inició las correspondientes diligencias con la finalidad de identificar y detener al autor de los hechos, y acotó el cerco sobre una persona residente en la misma localidad.

 

Estas investigaciones dieron resultado positivo durante la tarde del día 6 de marzo, cuando se procedió a la detención de un joven residente en la localidad de Aspariegos como supuesto autor de un delito de hurto de joyas y dinero en metálico. En el momento de la detención le fueron intervenidas varias joyas que fueron posteriormente identificadas por su legítima propietaria. Posteriormente se pudo comprobar la existencia de un segundo hurto cometido por el detenido en otra vivienda de la misma localidad. En este caso se valió de la relación de confianza que poseía con la víctima para hacerse con las joyas, que fueron también recuperadas.

 

 

JOYAS MANIPULADAS

 

La Guardia Civil continuó con las diligencias y localizó otros dos lotes de joyas, pertenecientes al primero de los hurtos, que habían sido entregadas por el detenido en un establecimiento de compra-venta de oro, y que también fueron identificadas por la propietaria. El supuesto ladrón había intentado ocultar la identidad de las joyas mediante el borrado de las inscripciones, la sustitución de alguna de las partes o simplemente machacando el material para hacer un bloque con los materiales preciosos.

 

Una vez comprobado por la Guardia Civil que el responsable del establecimiento donde se hallaron los lotes de joyas robadas había admitido las mismas habían sido manipuladas con la intención de no poder ser reconocidas, procedió a denunciar este hecho ante la Autoridad competente por la vía administrativa. El titular de este establecimiento ya ha sido detenido en otra ocasión por un delito de receptación. Las diligencias instruidas, material incautado y persona detenida, han sido puestos a disposición del Juzgado de Guardia de Zamora.