Detenido tras amenazar a su expareja con enviarle "gente peligrosa" si no volvía con él

Policía Nacional

El arrestado llegó a difundir, presuntamente, fotografías de ella y vídeos de naturaleza sexual a través de las redes sociales y le amenazaba con suicidarse si no le mandaba fotos desnuda.

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Alzira (Valencia) a un joven de 28 años como presunto responsable de un delito de amenazas y coacciones a su expareja, residente en Tailandia. El detenido llegó a amenazarla con enviarle "gente peligrosa" si no retomaban la relación.

 

La mujer, de 25 años, denunció los hechos en su país a través de la Agregaduría de Interior de la Embajada de España que recibía continuas amenazas y coacciones por parte del detenido con el fin de reanudar la relación sentimental que había terminado recientemente.

 

El arrestado llegó a difundir, presuntamente, fotografías de ella y vídeos de naturaleza sexual a través de las redes sociales y le amenazaba con suicidarse si no le mandaba fotos desnuda.

 

La operación comenzó a mediados del pasado mes de febrero, tras la denuncia de la víctima a su expareja que, según indicó, se conocieron en el mes de enero de 2018 a través de Internet y el hombre se trasladó a vivir a Tailandia tres meses después para iniciar una relación sentimental.

 

Desde el comienzo, el detenido mostró un comportamiento violento y bastante manipulador con constantes insultos y coacciones durante los meses de convivencia, según ha informado la Policía. En el mes de noviembre, él regresó a España para ver a su familia y poco después ella le comunicó que no quería seguir la relación por su comportamiento, cada vez más agresivo y celoso.

 

El detenido, que aún se encontraba en España, no aceptó la ruptura y comenzó una serie de amenazas constantes a través de Internet, difundiendo fotografías y vídeos de carácter sexual y realizando difamaciones sobre su vida íntima. Durante ese tiempo, el detenido creó varios perfiles falsos de su expareja para vejarla y humillarla, llegando a amenazarla con enviar "gente peligrosa" a su casa con la finalidad de hacerle daño.


La víctima puso en conocimiento de todo lo sucedido a la Agregaduría de Interior de la Embajada española en Tailandia y aportó toda la información de la que disponía como fotos, vídeos o conversaciones de WhatsApp. Tras varias gestiones, los agentes le localizaban y detenían en la localidad valenciana de Alzira. El juzgado competente dispuso sobre él la prohibición de aproximarse a la víctima y de comunicarse con ella por cualquier medio.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: