Detenido un vecino de Peñausende por entrar en una cuenta ajena y quedarse 3.000 euros

Agentes de la Policía Nacional de Salamanca han detenido a un joven de 24 años, residente en Peñausende (Zamora), como presunto autor de un delito de estafa y blanqueo de capitales al hacerse con 3.000 euros de la cuenta de un vecino de Tenerife.

Según han informado fuentes de la Comisaría Provincial de Salamanca, la presunta infracción cometida es una de las variantes de la modalidad de estafa conocida como 'Phishing', en la que se consiguen y utilizan ilícitamente datos bancarios obtenidos a través de Internet o se captan personas con ofertas de trabajo a comisión, y se utilizan sus cuentas corrientes para recibir transferencias de presunta procedencia ilícita, para que posteriormente los titulares transfieran o retiren las cantidades y las envíen al extranjero.

 

La denuncia fue presentada en la comisaría de Tenerife Sur el pasado 9 de febrero, cuando el denunciante indicó que tenía bloqueada su cuenta, en la que había detectado un ingreso erróneo de 3.000 euros, por lo que transfirió esa cantidad a la cuenta originariaAl hacer esto, y tras acceder a su cuenta, comprobó que  el ingreso inicial era ficticio y que ahora le faltaba de su cuenta el dinero transferido.

 

Las investigaciones, iniciadas por agentes de la Comisaría de Tenerife Sur, apuntaron a que el presunto autor podía residir en Salamanca, como confirmaron las gestiones realizadas por funcionarios de esta comisaría, quienes identificaron al presunto autor y averiguaron que era una finca del término de Peñausende (Zamora), unos datos que permitieron su detención. Cuando fue arrestado, el detenido ya había sacado el dinero y lo había enviado a Ucrania a través de una de las compañías dedicadas habitualmente a este tipo de actividad.