Cyl dots mini

El andamio de San Torcuato es historia a falta de la pavimentación de la calle

La retirada del andamio, que llevaba diez años en el lugar, ha terminado y ahora la empresa debe pavimentar la acera que ocupaba.

El alcalde ha dado cuenta este martes de la retirada del andamio de la calle de San Torcuato cuyo desmontaje ya ha concluido y ahora se requerirá a la empresa la consecuente pavimentación del espacio ocupado por la instalación, de unos 70 metros cuadrados. Esta fue una de las condiciones que se incluyó en el proyecto para retirar el andamio y que se incluyeron en el compromiso del alcalde el pasado noviembre con los comerciantes para agilizar la retirada del andamio.

 

Después de años integrado en el paisaje de esta calle, el pasado julio se presentó el Proyecto Técnico de Retirada del Andamio de San Torcuato, después de que fuera requerido por Decreto de Alcaldía. Se inició con el desbroce de la parte interior para sustituir el andamio situado en la calle San Torcuato y colocarlo en la parte interior.

 

Así mismo, una vez retirado el andamio se ordenó a la empresa que finalizara las obras de un proyecto que no fue posible ejecutar en este punto como consecuencia de la existencia del andamio. Dichas obras consisten, básicamente, en el levantamiento del antiguo pavimento existente en la actualidad, la ejecución de nueva solera de hormigón y la pavimentación con materiales similares a los existentes en el resto de la calle San Torcuato así como la colocación de un punto de luz similar a los existentes en el resto de la calle en el lugar en el que actualmente está el andamio.

 

El lugar forma parte por desgracia de la 'decoración' de la comercial calle San Torcuato desde hace muchos años. El solar se halla en una parcela de 400 metros cuadrados que se vació tras solicitar en el año 2006 una licencia para construir siete pisos por una empresa que quebró. Desde ese momento, ha pasado por otras dos manos propietarias más sin que la situación haya cambiado a pesar de las promesas de retirarlo; la estructura es nido de suciedad y aves y fuente de muchas quejas de los vecinos y comerciantes.

 

El Ayuntamiento ha informado también del estado del derribo del inmueble de la calle de la Feria, cuya ejecución se encuentra muy avanzada, lo que supone que la calle está ya abierta permanentemente para el tránsito de peatones y solamente cortada al tráfico de vehículos durante los periodo de trabajo de las máquinas.

 

Francisco Guarido se mostró especialmente preocupado porque muchas de las fachadas que han sido limpiadas por los operarios del Plan Emplea, han aparecido de nuevo con pintadas al día siguiente, por lo que anunció que se van a retomar las tareas de limpieza con una vigilancia especial de la Policía Municipal con el fin de detectar a los autores de las pintadas, a los que se aplicará la sanción correspondiente. La Junta de Gobierno aprobó.