El antiguo puente del ferrocarril volverá a usarse 30 años después como paso peatonal y de bicicletas

El antiguo puente de la vía férrea que une Pinilla con el centro de Zamora.

Un acuerdo entre Ayuntamiento de Zamora y Adif permite recuperarlo para conectar Pinilla con el centro de la ciudad. Está sin uso desde que se cerró la línea férrea en 1986.

El Ayuntamiento de Zamora y Adif han abordado en su reciente reunión la cesión de uso a la ciudad del antiguo puente del ferrocarril de la línea Plasencia-Astorga, en la actualidad sin servicio. Así lo ha informado Antidio Fagúndez quien confía en la firma inmediata del "convenio de cesión gratuita por un periodo de 75 años bajo la declaración de Vía Verde que permitirá el uso del antiguo viaducto de tren como pasarela peatonal y carril bici para comunicar los barrios de las dos márgenes del Duero de la ciudad". El puente está sin uso desde que en 1986 cerró la línea.

 

El convenio de cesión permitirá a Adif mantener la propiedad del puente contemplando la posible la reapertura de la antigua línea de ferrocarril Palazuelo-Astrologa, en fase de estudio,  aunque los técnicos del Ministerio de Fomento ya han anticipado que será necesario otro trazado nuevo dadas las características técnicas de los trenes y de la línea.

 

Antidio Fagúndez ha mostrado su satisfacción por los términos en los que se ultima el convenio de cesión  que permitirá atender una demanda histórica para comunicar los barrios de las dos márgenes de la ciudad además de la ampliación del carril bici. Tras la reunión mantenida en la Sede de Adif en Madrid, ambas partes analizan fórmulas de financiación través de los distintos fondos del Ministerio de Fomento para el mantenimiento de las infraestructuras ferroviarias lo que permitiría la reconversión del viaducto de tren.

 

 

El antiguo puente del ferrocarril

 

El antiguo Puente del Ferrocarril está incluido en el Catálogo Arquitectónico del vigente Plan General de Ordenación Urbana de Zamora con el nivel de Protección estructural A (PEA) que se aplica a los edificios y elementos de carácter singular por sus valores arquitectónicos o históricos, cualquiera que sea la calificación del espacio en que se ubican.

  

Por tanto, las obras que se acometerán son las prescritas en el PGOU de conservación, restauración, consolidación y rehabilitación recogiéndose en cada ficha el alcance permitido respecto a esta última, con la posibilidad de eliminación o sustitución de los cuerpos y elementos de carácter espurio o sin interés arquitectónico o histórico.

 

En sentido el PGOU concreta el Puente de Ferrocarril sobre el Río Duero en la ficha nº 13 del Catálogo Arquitectónico, polígono 63, parcela 0920. La descripción de la ficha señala la construcción del viaducto en 1933, puente de cinco tramos de vigas de celosía metálicas roblonadas, tipo Linville y de tablero superior.

 

La estructura metálica apoya sobre pilas y estribos en talud de cuidada sillería. Adosados en los alzados, ambos elementos de apoyo presentan tajamares de sección semicircular creciente hasta la base, que se rematan con sombreretes semiesféricos también de piedra. La gran luz de los vagos y la ligereza de la estructura prestan al puente un aspecto monumental. Longitud total: 254 m, luz libre: 52,9 m- 47,3 m espesor de las pilas: 2,2 m, anchura del tablero: 5,9 m altura máxima de la rasante: 13,4 m.