El arquitecto de la reforma del Castillo reclama 300.000 euros que se le deben de los proyectos

El Castillo de Zamora.

El Patronato de Baltasar Lobo se reúne para tratar sobre una demanda del arquitecto Francisco Somoza respecto a las obras del Castillo: pide 296.000 euros que se le deben de los proyectos de la tercera y cuarta fases, no llevadas a cabo. La reclamación ya fue rechazada por el anterior consistorio.

El Patronato de la Fundación Baltasar Lobo se reunió este miércoles con el único objeto de conocer y analizar la demanda interpuesta por el arquitecto Francisco Somoza, reclamando el pago correspondiente a la redacción de los proyectos de remodelación del Castillo en su 3ª y 4ª fase, llevada a cabo en los años 2008 y 2009; una reclamación que ya fue rechazada por prescripción por la anterior alcaldesa, Rosa Valdeón, de acuerdo con el informe de la Intervención Municipal que fue corroborado por otro informe de la Consejería de Economía de la Junta de Castilla y León.

 

Tras dar cuenta por parte del alcalde y presidente de la Fundación Baltasar Lobo, de la demanda presentada en el Juzgado por el arquitecto zamorano, el Patronato acordó por unanimidad ratificar la propuesta presentada por la Presidencia y que confirma que el arquitecto Francisco Somoza Rodríguez-Escudero ha acuado al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción núm.4 de Zamora, demandando a la Fundación Baltasar Lobo y reclamándole la cantidad de doscientos noventa y seis mil doscientos ochenta y tres euros con noventa y siete céntimos (296.283,97 euros) más los intereses de demora.

 

El patronato ha acordado que el Ayuntamiento de Zamora asuma la defensa jurídica externa de la fundación en este caso por vía de urgencia ante la ausencia de medios materiales y humanos de la Fundación Baltasar Lobo para esta materia.

 

Hay que recordar que sobre esta reclamación la anterior alcaldesa, Rosa Valdeón, emitió un decreto en octubre de 2014 ordenando inicialmente el pago de la reclamación por parte del Ayuntamiento, pero que dicho decreto fue reparado por la Intervención Municipal al considerar que existía una prescripción de dicha reclamación; prescripción que fue corroborada posteriormente por un informe de la Consejería de Economía de la Junta de Castilla y León. En consecuencia, en mayo de 2015, la propia alcaldesa anulaba el decreto anterior y cerraba la vía de pago por parte del Ayuntamiento de Zamora.

 

El viernes pasado el actual alcalde y a su vez presidente de la Fundación Baltasar Lobo, recibió la comunicación del Juzgado por lo que se convocó la reunión del Patronato para darles a conocer la demanda y solicitar la colaboración del Ayuntamiento en su defensa jurídica. Además el Patronato concluyó en la reunión de ayer de forma unánime, que como tal entidad y en concreto para la 3º y 4º fases de remodelación del Castillo, se limitaba a opinar y decidir sobre la adecuación y la calidad de los proyectos que se le presentaban, y que su función no consistió en llevar a cabo la contratación de éstos, puesto que carecía de fondos, sino de mero asesoramiento de unos proyectos de los que debía hacerse cargo el Ayuntamiento de Zamora.