El asesino confeso de Leticia Rosino se sienta en el banquillo este jueves

El autor confeso del crimen de Castrogonzalo (Zamora) a juicio este jueves: será a puerta cerrada por ser menor. La fiscalía le pide ocho años de internamiento y cinco de libertad vigilada.

El Juzgado de Menores de Zamora ha fijado para este próximo jueves, día 29 de noviembre, el juicio contra el menor que se declaró autor confeso del crimen de Castrogonzalo tras la aparición del cadáver de la joven de 32 años, Leticia Rosino, con claros síntomas de violencia. La vista se celebrará a partir de las diez de la mañana a puerta cerrada por tratarse de un juicio a un menor. Allí, habrá de dirimirse si el autor confeso, de 16 años, fue realmente el responsable del feminicidio.

 

En cuanto a la condena, la Fiscalía de Menores de Zamora habría solicitado ocho años de internamiento y cinco de libertad vigilada. Esa es la codena que pueden imponerle al tratarse de un menor, la pena máxima a la que se enfrenta si se confirma la autoría de los hechos. 

 

La investigación ha sido llevada a cabo por la Fiscalía de Menores de Zamora y se ha centrado en tratar de averiguar las circunstancias del asesinato, dado que se baraja la posibilidad de que existiera como móvil un intento de agresión sexual. Por ello, será determinante el informe de la autopsia de la mujer asesinada, tal y como han señalado fuentes judiciales a Europa Press.

 

El menor, de 16 años, permanecerá en el centro de internamiento en el que lleva ingresado desde el mes de mayo, cuando se produjo el asesinato y su confesión del crimen.

 

El suceso tuvo lugar el día 3 de mayo a primera hora de la tarde y la Guardia Civil detuvo inicialmente al padre del autor confeso tras haber sido inculpado por el propio menor. No obstante, unas horas más tarde cambió su versión de los hechos y se declaró responsable del asesinato.

 

 

Por qué penas tan bajas

 

La actual ley reguladora de la responsabilidad penal de menores de 2000 introdujo las dos novedades clave: responsabilidad civil para el delincuente y un régimen específico para los mayores de 14 años, según el cual se podrá exigir la responsabilidad “por la comisión de hechos tipificados como delitos o faltas en el Código Penal o las leyes penales especiales”; este apartado pretende adaptar el contenido del Código Penal a la realidad de los menores para conseguir su reinserción, por lo que no impone "penas", sino "medidas"orientadas a la reeducación. 

 

La Ley de responsabilidad penal del menor establece medidas de internamiento de hasta diez años para los responsables de delitos especialmente graves, aunque solo para aquellos que tengan 16 o 17 años, ya que los de 14 o 15 años solo podrán permanecer internados por un período máximo de seis años. 

 

Aunque partir de los catorce años todos las personas son responsables penalmente, la máxima pena contemplada para un menor es de ocho años de internamiento cinco más de libertad vigilada. Cuando cumplan los dieciocho podrán entrar en una cárcel si no se ha conseguido el objetivo del internamiento, que no es más que el de la reinserción.