El aumento de caudales pone en situación de alerta al Órbigo en Zamora

Crecida del Órbigo en los últimos días.

Los puntos del control del Órbigo en Manganeses y Santa Cristina de la Polvorosa registran esta mañana un aumento de sus caudales por efecto de las lluvias de los últimos diás.

Once estaciones de medición de los ríos Bernesga, Porma, Esla y Órbigo en la provincia de León, del último también en la de Zamora, así como el Carrión en la de Palencia, se encuentran en situación de alerta tras las últimas lluvias caídas en Castilla y León, según datos ofrecidos por la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD). Las estaciones de control de Manganeses y Santa Cristina de la Polvorosa registran esta mañana un aumento de sus caudales.

 

Los ríos de la cuenca mantienen en líneas generales unos caudales elevados a causa de las lluvias de los pasados días. Las crecidas de los ríos Esla y Órbigo y son consecuencia del traslado de las ondas de las avenidas de sus afluentes principales, como son Bernesga, Torío, Curueño y Porma entre otros.

 

Sobre la evolución de este episodio de avenidas, dada la previsible continuidad de las lluvias durante los próximos días, se prevé que estos y otros ríos mantengan sus caudales elevados, por encima de los niveles de alerta en algunos casos. Las zonas que en principio podrían ser las más afectadas son la zona oeste y norte de la provincia de León, norte de Palencia y sur de Ávila y Salamanca, provincias estas últimas en las que aunque no se han superado los niveles de alerta este lunes, mantienen caudales relativamente altos.

 

Por otra parte, si se mantienen los elevados caudales de entrada a los embalses, se podrán incrementar, de ser necesario, los desembalses preventivos de algunos de estos embalses, como es el caso del de Barrios de Luna, que ha incrementado su desembalse hasta los 60 metros cúbicos por segundo durante la mañana de este lunes, con un aumento de los caudales en los tramos situados aguas abajo.