El Ayuntamiento abre una consulta pública para que se hagan aportaciones a la nueva ordenanza del agua

E.P.

El Ayuntamiento de Ávila ha abierto una consulta pública para recabar la opinión de los abulenses en el proceso de elaboración de la ordenanza reguladora para el ahorro del agua.

El Consistorio abulense ha habilitado en la web municipal, www.avila.es, una consulta pública para que los vecinos de la ciudad puedan realizar sus aportaciones a esta ordenanza que se encuentra en fase de elaboración. La consulta se enmarca en el artículo 133 de la Ley 39/2015, que regula la participación de los ciudadanos en el procedimiento de elaboración de normas con rango de ley y reglamentos.

 

De esta forma, las personas físicas empadronadas en el municipio de Ávila, así como las empresas, asociaciones, entidades públicas o privadas con sede o presencia en el municipio, pueden participar en este proceso, cumplimentando el formulario que puede encontrarse en el siguiente enlace: http://www.avila.es/articles/consulta-publica-1-2020

 

En la consulta, dividida en tres partes, los participantes podrán responder a cuestiones relacionadas con los problemas que se pretenden solucionar con la iniciativa, la necesidad y oportunidad de su aprobación, los objetivos de la norma y las posibles soluciones alternativas regulatorias y no regulatorias relacionadas con la gestión del ahorro de agua en la ciudad. Los interesados en formar parte de la consulta podrán realizar sus aportaciones hasta el 5 de junio.

 

Esta nueva ordenanza tiene como objeto la regulación del establecimiento de medidas excepcionales aplicables al abastecimiento domiciliario de agua en situaciones de sequía y se propone asegurar a largo plazo la cantidad y calidad de suministro a los ciudadanos, promoviendo el ahorro y la eficiencia en el consumo de agua con la aplicación de las mejores tecnologías posibles.

 

También busca promover la reducción del consumo de agua y fomentar el uso de recursos hídricos alternativos para los usos que no requieran agua potable, además de fomentar la concienciación y sensibilización ciudadanas sobre un uso racional del agua y regular medidas excepcionales aplicables al abastecimiento domiciliario de agua en situaciones de sequía.