El Ayuntamiento admite que el derrumbe en la avenida de la Feria es un hecho grave

El alcalde de Zamora considera un hecho lamentable el derrumbe de la fachada en la avenida de la Feria y pide disculpas por lo sucedido. Admite que no se había cortado la circulación en la calle cuando la fachada se desplomó a escasos metros de los vehículos.

Tras el derrumbe de la fachada del edificio nº 31 hacia la avenida de la Feria, el alcalde de Zamora, Francisco Guarido se ha reunido este jueves con los portavoces municipales para darles la explicación de los sucedido, y ha comparecido públicamente junto con los técnicos municipales para informar sobre lo sucedido. Y lo sucedido, en palabras del alcalde, es "un hecho grave y lamentable que nadie quiere, ni la empresa, ni los empleados del Ayuntamiento ni el Equipo de Gobierno, ni tampoco los grupos de la oposición". Afortunadamente no se han producido daños materiales ni humanos, a excepción de una farola y alguna valla propiedad del Ayuntamiento.

 

"No obstante y debido a que lo consideramos un hecho grave que podía haber tenido consecuencias, -ha dicho Guarido- nos lleva a aclarar lo que a nuestro entender ha podido suceder. Y después de hablar con los técnicos hemos llegado a las siguientes conclusiones". "Existe un Plan de derribo que consideramos correcto en su integridad si se hubiera aplicado bien. En el plan de seguridad se contempla los cortes para peatones y también de la calzada en los momentos puntuales y críticos en el derribo, según el ritmo de los trabajos, algo que corresponde por lo tanto realizar a la propia empresa. De hecho la empresa comunicó verbalmente que la calzada se había cortado unos minutos antes del desplome", ha explicado. 

 

"Parece evidente que la vía no se llegó a cortar y en cualquier caso es la empresa la que organiza los ritmos de los trabajos y la que debe establecer esos cortes, tanto para peatones como para vehículos", ha dicho. "Si entendemos que ha existido un error de cálculo de la propia empresa que no pensó que en ese momento hubiera algún tipo de peligro tal como se estaban desarrollando los trabajos, ya que el propio empresario estaba a pie de obra observando todos los movimientos que hacía la retroescavadora".

 

El alcalde considera suficientes estas explicaciones, no obstante ha manifestado que el próximo miércoles se reunirá la Comisión de Urbanismo y en ella se darán las explicaciones pertinentes una vez que ya habrán pasado varios días y por lo tanto se tendrá una perspectiva mucho más precisa de la situación. Además ha manifestado que los grupos de la oposición lo solicitan se podría proponer en el próximo Pleno municipal una comisión especial que aclarara aún más lo sucedido. Francisco Guarido ha concluido pidiendo "disculpas en nombre del Ayuntamiento por el susto que nos hemos podido llevar, pero afortunadamente quedó en eso, en el susto por una situación complicada pero que afortunadamente no ha pasado de ahí".