El Ayuntamiento cambia 'guardias tumbados' por pasos elevados en cuatro puntos

Así son los nuevos pasos elevados.

El Ayuntamiento de Zamora ha adjudicado la construcción de cuatro nuevos pasos elevados, dos en la calle Salamanca y sendos en avenida Portugal y Cabañales. Se eliminará los resaltes que obligan casi a pararse y que son muy criticados por conductores.

El Ayuntamiento de Zamora ha adjudicado la construcción de cuatro nuevos pasos elevados en la calle de Salamanca (dos), la avenida de Portugal y la calle de Cabañales, con los que se contribuirá a mejorar sustancialmente la seguridad vial a ambos lados de Duero, tanto para peatones como conductores ya que en tres de los casos se eliminarán los actuales resaltes, tal criticados por los conductores.

 

Según informó el concejal de Obras y Urbanismo, Romualdo Fernández, el proyecto estaba valorado en 60.448 euros y se remitió a 10 empresas distintas para que pudieran presentar sus propuestas, entre las que se recibieron finalmente siete licitaciones. Las obras fueron adjudicadas a la oferta más ventajosa, presentada por la empresa Recorsa por un importe de 45.632 euros, lo que supone un ahorro de casi el 25 % sobre el tipo de licitación, según destaco el concejal de Obras.

 

Los nuevos pasos elevados estarán situados la avenida de Portugal donde se extenderán también a las vías laterales y sustituirán a los actuales resaltes que obligan a la práctica paralización del vehículo; dos en la calle de Salamanca, uno junto a la farmacia y el otro a la altura de los cocesionarios de automóviles; y el cuatro en la calle de Cabañales junto a la calle de entrepuentes.

 

 

LICENCIA DE VIVIENDAS

 

La Junta de Gobierno Local acordó la caducidad de la licencia de obra para la construcción de 15 viviendas protegidas en un parcela de Pinilla, que fue enajenada por el Ayuntamiento para la construcción de este tipo de viviendas. La parcela fue adjudicada en 2007 a la empresa Covical por 315.00 euros, y tras su quiebra fue adquirida en 2011 por la sociedad Edificios Koala que solicitó la subrogación de la licencia, sin que se haya iniciado la construcción.

 

Este es también el primer paso para la solicitud de reversión de la parcela al Ayuntamiento, según manifestó el alcalde Francisco Guarido, lo mismo que ha sucedido ya con otras dos parcelas situadas en el plan parcial Valderaduey (junto al barrio de Alviar) y en el plan parcial Benedictinas (donde estaba prevista la construcción de una residencia de ancianos).

 

El alcalde recordó que hay otras dos parcelas enajenadas por el Ayuntamiento, una situada junto a la iglesia de san Frontis para la construcción de viviendas y la otra también en Benedictinas para un centro deportivo y de ocio, en las que a pesar de haberse iniciado las obras permanecen paralizadas desde hace años, por lo que se procederá también a la caducidad de la licencia. No obstante Guarido aseguró que si en estos casos las empresas adjudicatarias "dan las garantís suficientes de que van a concluir la construcción, el Ayuntamiento será todo lo flexible que sea posible para que puedan acabar las obras".