El Ayuntamiento da 24 horas a la constructora para evitar los desprendimientos de la Rúa de los Francos

Los técnicos confirman el riesgo de nuevos despendimientos en los dos edificios en obras. La constructora tiene un día para colocar redes que eviten la caída de cascotes a la calle y tres meses para acabar las obras.

El Ayuntamiento de Zamora ha comunicado que la Rúa de los Francos permanecerá cortada a la altura de los números 2 y 4, para evitar el riesgo de posibles desprendimientos, tras una nueva inspección llevada a cabo esta mañana por los técnicos municipales de la que se concluye que no existe riesgo del derrumbe del edificio, pero si la posibilidad de que puedan producirse nuevos desprendimientos de cascotes y elementos de la fachada.

 

Ante este hecho la alcaldía ha dictado un decreto por el que se da a los propietarios un plazo de 24 horas para que proceda a la instalación de un andamio y los elementos de sujeción y protección necesarios, como la instalación de redes o lonas protectoras, que eviten  la eventual caída de cascotes a la vía pública en caso de nuevos desprendimientos. Hasta entonces se ha acordado mantener cortada la calle al tránsito de vehículos y peatones con el fin de evitar todo riesgo para las personas.

 

En el decreto, del que ha ya se ha ordenado la notificación a los propietarios, se fija un plazo máximo de tres meses para la ejecución de las obras de consolidación de todos los elementos de la fachada, dado que el edificio está catalogado con nivel de protección 3 y debe conservarse. El cierre de la calle se efectúa tan sólo en el tramo colindante con los edificios afectados, en la confluencia con la plaza de Viriato, y afecta fundamentalmente al tránsito de personas hacia o procedentes del casco antiguo, ya que se trata de un tramo de uso peatonal y no hay garajes afectados. El desvío alternativo se puede efectuar por la plaza de Viriato hacia la calle de las Damas o bordeando la biblioteca pública por la calle Chimeneas y la calle de las Doncellas.