El Ayuntamiento de Salamanca no tiene sustituto para los 40 Policías Locales que se jubilan el 2 de enero

Hace casi dos años que se habla de la jubilación anticipada, que será efectiva en unos días. El equipo de Gobierno no ha planificado nada para afrontar la nueva situación a pesar de que era inminente.

El Ayuntamiento de Salamanca va a encontrarse el próximo día 2 de enero con un problema de consecuencias insospechadas: la marcha de buena parte de la plantilla de la Policía Local. La aplicación de la jubilación anticipada para los cuerpos locales parece haber pillado por sorpresa al equipo de Gobierno a pesar de que han pasado cerca de dos años desde que se puso sobre la mesa: se conoce desde marzo de 2017 y en febrero de 2018 se aprobó el pleno aplicar este tipo de jubilación. A pesar de ello, el consistorio no ha hecho nada para afrontar la nueva situación.

 

Todavía hay que esperar para saber exactamente cuántos agentes se acojen a la medida; tienen hasta el 31 de diciembre para comunicarlo. Pero en los últimos días, los agentes salmantinos que han decidido acogerse han empezado a disfrutar de días libres y ya no volverán. Según los sindicatos, son unos 40, el 95% de los que tienen derecho, fundamentalmente, agentes 'rasos' (que están en plena movilización por sus condiciones) y oficiales. Buena parte de ellos se dedican a tareas administrativas, como la gestión del 'papeleo' con los juzgados. La única solución que se ha tomado es contar con una decena de agentes que estaban en segunda actividad, pero son insuficientes para atender esas tareas.

 

El cuerpo tiene actualmente 259 agentes en Salamanca y ha sufrido las limitaciones para reponer personal durante los últimos años, así que se encuentra en una situación delicada, con lo que había que haber tomado medidas en previsión de que se aplicara la jubilación anticipada. Según los sindicatos, no peligra la presencia en la calle, pero sí las tareas administrativas necesarias para el funcionamiento del cuerpo.

 

La única solución sería una convocatoria especial de plazas, como pide Ciudadanos, pero ya es tarde incluso para eso. La convocatoria ordinaria tardará en salir, y lo haría con 20 plazas como en la última ocasión. Y una extraordinaria chocaría con un problema: tienen que pasar por la academía de policía de Ávila y la próxima promoción entra en enero. Habría que esperar a enero de 2020 o hacer también en el centro abulense una convocatoria adicional.

Noticias relacionadas