El Ayuntamiento de Zamora calcula que la supresión del techo de gasto le permitirá afrontar inversiones por más de 25 millones

La liquidación presupuestaria del pasado ejercicio arroja un superávit de casi cinco millones de euros, con un remanente líquido de Tesorería cercano a 31,5 millones y un fondo líquido superior a 26,7.

El Ayuntamiento de Zamora anunció hoy que la supresión del techo de gasto le permitirá afrontar inversiones por un importe superior a 25 millones de euros y contar con un “colchón” de seis millones, según los cálculos expuestos por el Equipo de Gobierno presidido por Francisco Guarido.

 

El concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Zamora, Diego Bernardo, presentó hoy a la Comisión Especial de Cuentas la Cuenta General del Ayuntamiento, que refleja la liquidación final del presupuesto del pasado ejercicio. “Los datos avalan la buena gestión económica de este equipo de Gobierno, que permite mantener una economía saneada y llevar a cabo una política importante de inversiones”, aseguró Bernardo tras la reunión de la Junta de Gobierno Local.

 

La liquidación presupuestaria del pasado ejercicio arroja un superávit de casi cinco millones de euros, con un remanente líquido de Tesorería cercano a 31,5 millones y un fondo líquido a 31 de diciembre superior a 26,7. “Este año no se aplicará el mencionado techo de gasto, como ya ha anunciado el Gobierno, por lo que se pueden utilizar esos remanentes en inversiones y servicios a los ciudadanos”, indicó el concejal.

 

"Es una nueva situación que debemos aprovechar y que, de hecho, ya ha permitido afrontar una serie de gastos extraordinarios originados por la COVID-19”, anotó, en referencia a los programas Relan-Za, los gastos especiales en limpieza y desinfección de instalaciones y espacios públicos y el incremento de las partidas de Urgente Necesidad.

 

Igualmente, permitirá acometer “un buen número” de inversiones que, de otra forma, “no podría afrontar en este momento el Ayuntamiento”, como la expropiación de edificaciones adosadas a la muralla, la construcción del Parque de Bomberos y del Centro Cívico, la aportación del Consistorio a las obras del Museo de Semana Santa, o la acometida de nuevos proyectos de iluminación reposición de aceras o asfaltado de calles.

 

Por otra parte, Diego Bernardo expuso el “alto nivel de recaudación que está obteniendo el Ayuntamiento” y cifró en un 97% el pago en periodo ordinario de cobro de los tributos municipales, “teniendo como principales deudores a la Junta de Castilla y León, la Diputación Provincial y el Ayuntamiento de Morales del Vino”, con 328.000, 170.000 y 384.000 euros, respectivamente. “En este último caso originado por la deuda acumulada desde 2014 por el suministro del agua desde el Polígono de los Llanos, si bien existe ya un acuerdo para el abono fraccionado de dicha deuda, que se está cumpliendo satisfactoriamente”, precisó.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: