El Ayuntamiento de Zamora firma el plan para librarse de la mitad de su deuda con los bancos

El alcalde de Zamora, Francisco Guarido, y el concejal Miguel Ángel Viñas.

El cuadro de amortización contempla destinar 6,6 millones de superávit a pagar créditos pendientes: se liquidará por completo el de Caja Rural y parte del que tiene con Banco Sabadell. La deuda pasará de 12,3 a poco más de 5,7 millones.

La Junta de Gobierno Local ha aprobado en su sesión de hoy el cuadro de amortización de la deuda municipal entre el 15 de junio de 2016 y el 28 de mayo de 2017, en el que se incorpora la amortización de los 6.670.985,94 procedentes del superávit del 2015, tal como aprobó el pleno municipal tras la liquidación del presupuesto del pasado año.

 

Esta amortización supone reducir a menos de la mitad la deuda existente actualmente con las entidades Caja Rural de Zamora, Banco de Sabadell y Banco Ceiss, que asciende a una cuantía global de 12.351.307,91 euros.

 

Según informó el alcalde, se amortizará completamente la deuda de 5.390.168.58 euros con Caja Rural, por ser la que genera un mayor interés, y otros 1.280.817,36 euros de la deuda con el Banco de Sababell. De esta forma y a fecha de 15 de julio próximo la deuda municipal se situará en unos 5.700.000 euros, lo que supone un índice de endeudamiento muy bajo y perfectamente asumible, como aseguró Guarido.