El Ayuntamiento de Zamora prepara un segundo plan de empleo para contratar una treintena de personas

Reunión de la mesa del Diálogo Social en el Ayuntamiento de Zamora.

La mesa del Diálogo Social aprueba la contratación de un centenar de trabajadores en los planes de empleo municipales. El alcalde de Zamora asegura que el Ayuntamiento se acogerá a todos los planes de empleo que se convoquen, pero exige al Gobierno la supresión de la "tasa de reposición" para poder cubrir el medio centenar de plazas vacantes.

La Mesa del Diálogo Social de Zamora ha respaldado los dos planes de empleo que podrá en marcha el Ayuntamiento a lo largo de las próximas semanas, acogiéndose a las subvenciones aprobadas por la Junta de Castilla y León, y que supondrán la contratación de un centenar de trabajadores durante un periodo de seis meses y a jornada completa, según han informado hoy el alcalde, Francisco Guarido, y la concejala de Personal, Laura Rivera, a los máximos representantes de los sindicatos, CCOO y UGT y la patronal CEOE-Cepyme, en la reunión que ha atenido lugar este lunes en el Ayuntamiento.

 

En concreto se trata del plan municipal de empleo que se pondrá en marcha a partir del 30 de mayo, que supondrá la contratación de 63 trabajadores en las categorías de peones, oficiales y auxiliares, dirigido específicamente a parados de larga duración preceptores de la Renta Garantizada de Ciudadanía. Y un nuevo Plan Emplea que se convocará con posterioridad y permitirá la contratación de otros "26 ó 27" trabajadores entre los que se incluyen también técnicos y profesionales más cualificados.

 

Para el primero de los programas se cuenta con un presupuesto de 815.132,56 euros, de los cuales el 71 por ciento los aportará la Junta de Castilla y León y el 29 % restante el Ayuntamiento; y para el segundo se espera contar con un presupuesto similar o ligeramente superior al del pasado año, si bien en este caso el porcentaje de la aportación municipal será mayor con el fin de mantener el principio establecido por el Ayuntamiento de que todos los trabajadores de los planes de empleo perciban el mismo salario que los trabajadores fijos del Ayuntamiento en sus respectivas categorías.

 

No obstante tanto los máximos representantes sindicales, Manuel Prieto de CCOO y Angel del Carmen de UGT, como el presidente de CEOE-Cepyme, José Mª Esbec, recordaron los graves problemas de empleo y la delicada situación económica que sufre la provincia, y el propio alcalde manifestó que "esto no es la panacea" al tiempo que aseguró que la situación laboral del Ayuntamiento sería distinta si el Gobierno Central eliminara la denominada "tasa de reposición" y dejara contratar a las administraciones locales a través de las ofertas de empleo público los puestos de trabajo que se han quedado vacantes durante los últimos años y que cifró en alrededor de medio centenar.

 

Guarido asegura además que el Ayuntamiento se acogerá a todos los programas y líneas de subvenciones que establezca la Junta de Castilla y León para la contratación y el fomento del empleo en la capital. Los representantes sindicales propusieron, por otra parte, que no se contraten a trabajadores que hubieran trabajado en el plan de empleo anterior, con el fin de facilitar la rotación y que a lo largo de unos años puedan acceder a los contratos todos los parados inscritos en las oficinas de empleo, algo que no es posible de acuerdo con la bases de la convocatoria, por lo que el acalde propuso una "medida intermedia" equiparando la puntuación de la experiencia laboral en la empresa privada con la del empleo público.