El Ayuntamiento de Zamora recupera la parcela del fallido centro de ocio de Vista Alegre

La operación se hizo en 2006 y una mercantil pagó 600.000 euros por ella. El Ayuntamiento espera terminar el edificio para contar con espacios para diferentes asociaciones. Aprobada también la expropiación de la parcela para la depuradora de Carrascal.

El Pleno del Ayuntamiento de Zamora ha aprobado la resolución del contrato de enajenación de la parcela segregada de K y de la parcela L del sector 21, Benedictinas, una parcela de 8.000 m2 , situada entre el centro comercial Vista Alegre y la vía del ferrocarril, que en el año 2006 fue vendida por 600.000 euros a la Mercantil Albor y Ocio para la creación de un centro deportivo y de ocio que finalmente no se construyó. Ante esta circunstancia el Ayuntamiento de Zamora inició un proceso de reversión de la citada parcela, en el que una vez finalizados todos los plazos de audiencia, incluso ofreciéndole la posibilidad a la mercantil para retomar la obra a pesar de haber concluido todos los plazos, sin obtener respuesta, finaliza con la recuperación del Ayuntamiento de la citada parcela, inscribiéndola en el Registro de la Propiedad y pasará al inventario de Bienes del Ayuntamiento de Zamora.

 

La intención de la alcaldía es acometer en la actual construcción de dos plantas una actuación de cerramiento, tejado, división de interiores, dotación de instalaciones básicas de acondicionamiento de la parcela exterior, con el fin de tener espacios para ceder a asociaciones de interés social, especialmente a asociaciones que atienden a personas con discapacidades.

 

El pleno también ha aprobado la expropiación de la parcela en la que se ubicará la nueva depuradora del de Carrascal, que dará solución al problema de vertidos que arrastra este barrio desde hace décadas. La parcela a expropiar será la que eligieron como idónea los técnicos de medioambiente del Ayuntamiento de Zamora junto con los técnicos de la Confederación Hidrográfica del Duero, quien financiará la ejecución de la obra en su totalidad con un presupuesto de 250.000 fruto del acuerdo alcanzado entre Ayuntamiento y Confederación Hidrográfica, en el que tras varias reuniones, se estableció que el Ayuntamiento llevaría a cabo todas las gestiones necesarias para la instalación de la depuradora mientras que Confederación financiaría la totalidad de la misma. La parcela tiene una dimensión de 600 m2 y se encuentra en plena ladera entre la parte más alta del barrio y el río Duero.