El Ayuntamiento dice adiós al plan de ajuste y recupera el control total en materia económica

La alcaldesa rodeada por sus tres hombres fuertes en el ayuntamiento de Zamora

El superávit de los tres últimos años, la reducción de la deuda al 30% y el cumplimiento de los pagos a proveedores permiten dar por cerrado el plan de ajuste iniciado en 2012. Esto permitirá recuperar la autonomía total en inversiones, tributos, contratos y financiación.

La gestión interna y las decisiones de gobierno del Ayuntamiento de Zamora han dejado de estar condicionadas por las limitaciones del Plan de Ajuste toda vez que ha perdido su vigencia,  el pasado 31 de diciembre, por cumplimiento de todos sus objetivos.  El Ayuntamiento de Zamora dará cuenta de esta circunstancia en el próximo Pleno Municipal a través del informe elaborado por la Intervención General  en el que se concluye “el fin de la aplicación del Plan de Ajuste 2012-2022, al darse los supuestos de hecho que determinan el fin de su vigencia”.

 

Los supuestos a los que se refiere el Informe de la Intervención son  cumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria (se han cerrado los 3 últimos ejercicios con superávit presupuestario), cumplimiento de los objetivos  de deuda (índice de endeudamiento está  por debajo del 30% frente al 110% que permite la normativa) , cumplimiento del periodo medio de pago a proveedores (situado  en menos 21 días durante el último mes) y cancelación de los créditos  vinculados al Plan de Pago a Proveedores (cancelados en junio mediante los créditos de sustitución).

 

La extinción del Plan de Ajuste supone un avance sustancial tanto a nivel de administrativo como a nivel de gestión. A nivel administrativo se simplifican de forma notable los procedimientos de gestión  del gasto permitiendo a así una mayor agilidad en la tramitación de contratos,  a nivel político se restaura totalmente la  capacidad de los órganos de gobierno para tomar decisiones económicas en relación con la inversión, los tributos, la financiación externa, la gestión del patrimonio y cualquier otra cuestión que tenga que ver con la capacidad económica del Ayuntamiento.  

 

El Plan de Ajuste del Ayuntamiento de Zamora fue elaborado por la Intervención General del Ayuntamiento y aprobado por el  Pleno en marzo del 2012 como condición necesaria para acceder al Plan de Pago a Proveedores  y con periodo de vigencia de 10 años. Finalmente no ha sido necesario agotar el  plazo ni adoptar muchas de las medidas económicas previstas en el documento.

 

Aunque el Ayuntamiento de Zamora siempre ha estado muy por debajo del nivel máximo de endeudamiento, comenzó a tener problemas de liquidez como consecuencia de la crisis económica y el fuerte descenso de los ingresos  municipales derivados  del sector de la construcción (una reducción de   más de 4 millones anuales).  Esta reducción de ingresos coincidió en el tiempo con la depuración de la contabilidad y   la puesta en marcha de nuevos servicios municipales tales como las  guarderías, nuevas instalaciones deportivas y culturales, apertura infraestructuras turísticas, o nuevas prestaciones sociales. El  incremento de los costes de los servicios derivados de las revisiones de presiones y subrogaciones de personal , han  influido también en la situación de  déficit presupuestario. Desviación  que el ayuntamiento intentó corregir por primera vez en el año 2009, sin que la situación política permitiese adoptar las medidas necesarias.

 

Finalmente se ha dado un vuelco radical  a la situación  en tan solo 2 años sin recurrir a los despidos, manteniendo la totalidad de los servicios que presta el ayuntamiento e  incrementando los servicios sociales.