El Ayuntamiento hace un nuevo intento con la obra 'gafe' para reformar el edificio del Banco de España

Edificio antigua sede del Banco de España en Zamora. Foto: F. Oliva

Aprobado el proyecto para concluir las obras de remodelación del edificio del antiguo Banco de España para convertirlo en cuartel: están sólo al 30% tras diversos problemas.

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Zamora ha aprobado el proyecto para la finalización de las obras de remodelación del edificio del antiguo Banco de España como sede de la Policía Municipal y del Archivo Municipal, una vez resuelto el contrato con la anterior adjudicataria que abandono las obras cuando apenas había ejecutado un 30% del proyecto inicial, según ha informado el concejal de Obras, Romualdo Fernández.

 

Un contrato 'gafe' que ha vivido incontables retrasos y que genera un importante coste para el consistorio, ya que hace años que se paga el alquiler por el edificio, que sigue siendo del Estado, y todavía no se ha podido empezar a usarlo. El Ayuntamiento paga 7.500 euros al mes desde el 1 de enero de 2015 por el aquiler de un edificio público que, hoy por hoy, está inutilizado. El equipo de Gobierno confiaba en conseguir un acuerdo con la sociedad estatal propietaria, Segipsa, para no pagar, pero no ha podido ser con lo que ya se han pagado 300.000 euros.

 

El importe total del proyecto es de 671.580 euros y el plazo de ejecución será de tres meses desde el inicio de las obras. El nuevo proyecto contempla la parte de obra que ha quedado sin ejecutar y que corresponde a aproximadamente un 70% del proyecto original. Una vez aprobado por la Junta de Gobierno se inicia la fase de licitación, que se espera agilizar lo máximo posible con el fin de que el traslado de las dependencias pueda producirse lo antes posible.

 

Respecto al abandono de la anterior adjudicataria el concejal aseguró que en ningún caso fue debido a cuestiones relativas al proyecto, "que era totalmente ejecutable, lo mismo que éste", sino a problemas de la propia empresa; y señaló que durante todo el actual mandato municipal solamente ha habido problemas con dos adjudicaciones, "lo que sucede es que desafortunadamente una de ellas ha sido la del Banco de España, que es una obra importante".

 

 

Cronología de sus tropiezos

 

El acuerdo para transformar el edificio en el nuevo cuartel de la Policía Local fue anunciado por la anterior alcaldesa, Rosa Valdeón, en junio de 2013. El traslado se proyectó a finales de la pasada legislatura y el contrato de alquiler se firmó en mayo de 2014, con vigencia desde el primer día de 2015. 

 

El Ayuntamiento y la adjudicataria firmaron el acta de replanteo en agosto de 2016 para una obra con un plazo de siete meses para estar acabada en enero-febrero de 2017. Las obras arrancaron en agosto de 2016 y apenas un mes más tarde, la empresa dejó de trabajar alegando que existía amianto en el falso techo del edificio. Después de tres análisis, uno de ellos encargado a instancias de la Junta de Castilla y León, se demostró que no existía ese material en el complejo, pero la empresa nunca retomó los trabajos.

 

Hasta agosto de 2017, la primera adjudicataria, la UTE Urvios-Proforma, planteó varios modificados de obra que no fueron aprobados por el Ayuntamiento de Zamora, lo que derivó en el abandono de los trabajos. El Ayuntamiento de Zamora, con el visto bueno del Consejo Consultivo de Castilla y León, resolvió el contrato en febrero de 2018 y se incautó de la fianza depositada por la empresa, de 50.000 euros, por incumplimiento de las cláusulas.